resumen noticias

Obama da prioridad a México en su segundo mandato

Energía, migración y seguridad en la frontera centrarán el encuentro entre Peña Nieto y el presidente de EE. UU. en la primera semana de mayo

Agencias Jueves, 28 de Marzo de 2013

La visita oficial de Barack Obama a México en la primera semana de mayo subraya la prioridad que suponen para la Casa Blanca las relaciones con el vecino del Sur y la importancia estratégica de la frontera común cuando está en discusión la aprobación de una reforma migratoria que marcará el segundo mandato del presidente estadounidense.

De su trascendencia da idea el hecho de que México sea el segundo destino internacional elegido por Obama tras su estancia en Israel, el gran aliado de EE. UU. en Oriente Próximo. El viaje representa también un espaldarazo a la agenda de reformas anunciada por el presidente Enrique Peña Nieto y a la oportunidad de negocio que implicará el despegue de la segunda economía más grande de América Latina.

Obama visitará México y Costa Rica entre el 2 y el 4 de mayo. Pese a que las visitas al extranjero del inquilino de la Casa Blanca suelen ser preparadas con meses de antelación, aún no se ha hecho público dónde se encontrarán ambos políticos. Aunque ya se han visto con anterioridad, ésta será la primera reunión de los dos presidentes desde sus respectivas tomas de posesión, en diciembre y enero pasados.

La visita se produce también en vísperas del 5 de Mayo, conmemoración de la batalla de Puebla de 1862 en la que México derrotó a las tropas francesas, pero sobre todo Día del Orgullo Mexicano en Estados Unidos.

La agenda de trabajo tendrá como temas principales la migración, la seguridad y las relaciones económicas.

La Casa Blanca batalla actualmente en el Congreso para lograr la aprobación en los próximos meses de una reforma que regularizará a 11 millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría de origen mexicano.

Condición para ello es la garantía de seguridad en los más de 3,000 kilómetros de frontera terrestre común entre los dos países, por donde diariamente cruzan personas, armas y drogas.

"La visita de Obama es una deferencia hacia Peña Nieto pero también el reconocimiento de que algo no funciona bien en el flanco sur de EE. UU.", opina Sergio Aguayo, profesor del Colegio de México. "Una frontera segura ha sido una clave estratégica para EE. UU. desde 1929 cuando la presidencia de Plutarco Elías Calles.

Funcionó bien durante décadas, pero en los últimos años hace aguas por todas partes. Que venga Obama es una señal de la prioridad que le concede el presidente de EE. UU. a México en su segundo mandato. Es una oportunidad para revisar la relación bilateral", añade.