resumen noticias

Capriles no dará petróleo a Cuba

El candidato opositor advirtió que "no va a ir ni una sola gota más para financiar el régimen de los Castro

Lunes, 18 de Marzo de 2013

CARACAS. El candidato opositor a la presidencia de Venezuela dijo ayer que está dispuesto a dejar de entregar petróleo a Cuba, lo que pondría fin a uno de los pactos petroleros más defendidos por el fallecido Hugo Chávez.

"Se va acabar la regaladera a otros países. No va ir ni una sola gota de petróleo más para financiar al gobierno de los (hermanos) Castro", dijo Henrique Capriles en un discurso frente a universitarios.

Advirtió además que de ganar las elecciones también cerrará el grifo que abastece de crudo a otros países aliados de Venezuela –el país con las mayores reservas de petróleo del mundo– en condiciones ventajosas para los compradores.

Mediante una enmarañada red de convenios internacionales, Caracas entrega petróleo a una veintena de países del Caribe, Centroamérica y Sudamérica.

Capriles se enfrentará en las presidenciales del 14 de abril con Nicolás Maduro, presidente interino y heredero político de Chávez.

Caracas y La Habana firmaron un convenio en 2000 mediante el cual Venezuela se comprometió a entregar petróleo a la isla a cambio de la prestación de servicios médicos para atender las populares misiones emprendidas por Chávez para atender a los segmentos más pobres de la sociedad.

El convenio se fue ampliando y Cuba comenzó a prestar servicios en sectores de la minería, deporte, electricidad, entre otras áreas de la economía.

"Castro utiliza a los venezolanos, utiliza a nuestro pueblo, para que ese gobierno se enriquezca. No es el pueblo, los pueblos son hermanos", añadió Capriles.

Capriles aseguró que el gobierno destina unos 7,000 millones de dólares anuales para subsidios y apoyos financieros a otros países y que Maduro, como ministro de Relaciones Exteriores durante los seis años anteriores, fue el "canciller de la regaladera".

"Todos sabemos que este modelo es inviable y este modelo inviable lo hacía viable el liderazgo de una persona que ya no está con nosotros. Nicolás sabe que no puede sacar el país adelante, nunca ha sido elegido para nada. Si queremos que haya empleo, seguridad y alimentos, vengan que nuestro proyecto es para eso", indicó en medio de aplausos de los estudiantes.

El líder opositor insistió en que la batalla para el 14 de abril será entre la "verdad y la mentira", reiterando su acusación de que Maduro le mintió al país sobre la fecha de la muerte de Chávez.

"Venezuela es un país que lo tiene todo, lo único que le falta es un bueno gobierno. Venezuela lo único que necesita es un líder con un equipo, que ame profundamente a esta patria y venga con palabras de respeto y unión para que convoque a todos los venezolanos", dijo y agregó que el núcleo de sus propuestas giran en seguridad, empleo y el combate a la inflación.

La petrolera estatal PDVSA reportó que en 2011 Venezuela suministró 96,300 barriles por día (bpd) de crudo a Cuba, volumen que se ha mantenido estable.

Tras la muerte de Chávez, Maduro –a quien el fallecido mandatario designó en vida su heredero político– aseguró que bajo su mando se mantendrán los fuertes lazos con el régimen de la isla.

"Con Cuba seguimos firmes", afirmó en este sentido la semana pasada Maduro, candidato oficialista a los comicios de abril, que fueron convocados a los pocos días de la muerte de Chávez.

Mientras, Maduro envió un mensaje a través de su recién inaugurada cuenta de Twitter @nicolasmaduro, en el que reiteró que las banderas de Chávez "las cargamos en alto". "Las banderas de Chávez las cargamos en alto, como nuestras nietas e hijas. ¡La Patria es de ellas! ¡Sigamos juntos!", escribió.

La campaña oficialmente comenzará el 1 de abril.

Capriles y Maduro aspiran junto a otros cinco candidatos a ganar el 14 de abril el mandato iniciado por Chávez el 10 de enero pasado y que finalizará en 2019. —AGENCIAS