resumen noticias

El nombre hace honor a San Francisco de Asís

Pensó en el Santo de la Paz, al recordar las guerras en el mundo

Sábado, 16 de Marzo de 2013

"Les voy a contar una historia", dijo el Papa. Alzó la vista y abandonó por un momento el discurso escrito que estaba leyendo a miles de periodistas acreditados en la sala Pablo VI del Vaticano para revelar cómo decidió romper con una larga tradición de nombres papales.

En la capilla Sixtina estaba sentado al lado del cardenal brasileño Claudio Hummes, prefecto emérito de la congregación para el Clero y arzobispo emérito de Sao Paulo, explicó.

"Cuando la cosa se iba poniendo peligrosa (los votos hacia él aumentaban) él me confortaba y cuando los votos alcanzaron los dos tercios y los cardenales comenzaron a aplaudir, es decir me habían elegido, él (Hummes) me abrazó, me besó y me dijo: no te olvides de los pobres", narró Francisco en medio de un fuerte aplauso.

Esas palabras "no te olvides de los pobres" se le quedaron en la cabeza, agregó, mientras se tocaba el solideo. "Los pobres, los pobres, pensé, e inmediatamente me acordé de Francisco de Asís".

"También pensé en las guerras y en que Francisco es el hombre de la paz, además de los pobres, y así me vino el nombre", aseguró.

Añadió que también el santo de Asís es el custodio de la naturaleza, de la creación.

"¡Cómo me gustaría una iglesia pobre, para los pobres!, agregó Francisco recordando al "Poverello", como se conoce al santo de Asís, conocido por dedicar su vida a los más desfavorecidos entre los siglos XII y XIII.

Relajado, Francisco contó que otros cardenales le sugirieron que eligiera como nombre Adriano, en honor de Adriano VI el reformista y otros que adoptara Clemente XVI, "y así te desquitas" –le dijeron– de Clemente XV, el papa que suprimió la Compañía de Jesús, a la que pertenece el actual pontífice.

En ese momento de máxima emoción también se le pasaron por la cabeza las guerras que sufre el mundo, por lo que ya no tuvo ninguna duda de que elegiría el nombre de Francisco en honor a un "santo de paz".

Como San Francisco de Asís, que amaba a los animales, el Papa bendijo al perro guía de un periodista no vidente.

El comunicador, Alessandro Forlani, relató personal de seguridad del Sumo Pontífice le dijo que el Papa quería saludarlo.

La noticia lo dejó tan sorprendido que no le salieron las palabras cuando estaba enfrente de Francisco. Solo atinó a pedirle a Su Santidad que bendiga a su mujer y su hija, pero se llevó con la grata sorpresa de que primero bendijo a Asia, su lazarillo de ocho años.

Forlani dijo sentirse muy emocionado por la actitud del papa, que hizo de Asia, todo una celebridad. Todos querían conocer al can.