resumen noticias

Papa Francisco pide ser irreprochables

El nuevo Pontífice ofició ayer su primera misa donde envió un claro mensaje a la Iglesia

Jueves, 14 de Marzo de 2013

CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Francisco pidió a la Iglesia Católica en su primera misa pública ayer que se apegue a sus raíces, evite las tentaciones modernas y lleve una vida "irreprochable", advirtiendo que de lo contrario se arriesga a convertirse en "una ONG piadosa".

El nuevo Pontífice comenzó su papado rezando ante una imagen de la virgen en la basílica romana de Santa María la Mayor, donde dejó una ofrenda floral, reportaron medios internacionales.

"Nosotros podemos caminar todo lo que queramos, podemos edificar muchas cosas, pero si no proclamamos a Jesucristo, la cosa no va. Nos convertiremos en una ONG piadosa, pero no en la Iglesia", dijo el nuevo Papa ante los 114 cardenales que lo eligieron como el Pontífice 266 de la Iglesia Católica.

El Papa Francisco dijo a los cardenales que la Iglesia debería focalizarse más en los Evangelios de Jesucristo.

"Cuando no proclamamos a Jesucristo, proclamamos el estilo mundano del diablo", expresó y añadió: "Podemos ser obispos, curas, cardenales, papas, todo esto, pero no somos discípulos del Señor".

El nuevo Pontífice instó a que "siempre debemos caminar en presencia del Señor, en la luz del Señor, siempre tratando de vivir de una manera irreprochable".

Agregó que quienes construyen sobre valores mundanos en lugar de valores espirituales son como niños construyendo castillos de arena en la playa. "Después, todo empieza a derrumbarse", dijo.

El Papa Francisco, cuya elección sorprendió al mundo, celebró la misa en latín con las lecturas en italiano, al igual que la homilía, reporta el periódico argentino Clarín.

El medio relata que el Pontífice argentino arribó a la basílica Santa María la Mayor bajo la mirada de sorpresa de los vecinos por la visita y otros que se quedaron desconcertados al ver un singular movimiento sin saber a qué se debía. Allí numerosos fotógrafos y camarógrafos esperaban al Papa para registrar el momento, cuenta el medio en su edición digital.

En el recinto lo recibió el arcipreste de la basílica, el cardenal español Santos Abril, y el vicario de Roma, el cardenal Agostino Vallini.

Luego rezó durante unos diez minutos y visitó el altar mayor donde se custodia la reliquia de la "sagrada cuna", en la que, según la tradición, fue colocado Jesús cuando nació.

El Papa Francisco saludó a los sacerdotes y personal del templo, así como a numerosos fieles, entre ellos una mujer embarazada de cinco meses a la que bendijo, describen los medios presentes.

Tras la jornada en la basílica y de regreso al Vaticano, el Obispo de Roma hizo una sorpresiva parada en la residencia donde se alojó en los días previos al cónclave. Allí recogió su maleta con las cosas que llevó a Roma y pagó la cuenta, "para dar ejemplo", contó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

Lombardi también contó tras su elección, el Papa recibió en la capilla Sixtina la reverencia de los otros 114 cardenales electores de pie y no sentado, como suele ser lo normal.

Después abandonó la capilla para dirigirse a la residencia de Santa Marta no en el automóvil oficial del Vaticano sino en el autobús con los otros cardenales.

Y luego, durante la cena, en medio de un ambiente muy cordial, les dijo a los cardenales: "Que Dios os perdone por lo que habéis hecho".

El Pontífice también llamó por teléfono a Benedicto XVI, indicó Lombardi, quien agregó que de momento no está previsto que el nuevo Papa vaya a Castel Gandolfo a visitar a su antecesor.

Mejor relación con judíos

El Papa Francisco también ha expresado su deseo de contribuir al "progreso de las relaciones entre judíos y católicos", en una carta dirigida al jefe de la comunidad hebrea de Roma publicada ayer, reporta El Mundo de España.

"Espero intensamente poder contribuir al progreso de las relaciones entre judíos y católicos conocidas a partir del Concilio Vaticano II, en un espíritu de colaboración renovada", se lee en la misiva hecha pública en la web de la comunidad hebrea de Roma.

Mientras, desde Israel, el presidente Simon Peres ha invitado al nuevo Papa a visitar su país, dice el medio español.