Florida, Estados Unidos

Examinan hoyo que se tragó a un hombre

El hombre probablemente ha muerto, pero por la inestabilidad del suelo, autoridades no se arriesgan a bajar en busca del cadáver

FOTO AP

Un grupo de ingenieros trabajaba febrilmente el sábado para examinar un hoyo que se abrió en la tierra y se tragó a un residente de la Florida que estaba en su dormitorio, pues creen que toda la casa pudiera sucumbir en el terreno inestable.

Jeff Bush, de 37 años, estaba en su recámara el jueves por la noche cuando se abrió la tierra y se lo tragó con todo lo que tenía en su habitación. En la casa había otras cinco personas que lograron escapar ilesas. El hermano de Bush saltó al hoyo para tratar de rescatarlo, pero él mismo debió ser rescatado por un agente de policía.

El sábado, el vocero de los bomberos del condado de Hillsborough, Ronnie Rivera, dijo que una de las casas al lado de la de Bush también está amenazada por el hoyo, según demostraron los exámenes. La familia, que había evacuado la vivienda el viernes, será autorizada a entrar durante media hora para recoger sus pertenencias, agregó Rivera. Sus miembros estaban afuera de la vivienda, llorando y organizando cajas.

Los ingenieros estuvieron haciendo pruebas desde las 7 de la mañana del sábado. A las 10, hicieron alejar a los reporteros de la casa de Bush para que los expertos examinaran la casa del otro lado de la calle.

No está claro el tamaño del hoyo ni tampoco si se conecta con cavernas. Los expertos dicen que el subsuelo de esa zona del centro-oeste de la Florida es similar a un queso suizo.

Los expertos pasaron el viernes en la propiedad, donde tomaron muestras del suelo y efectuaron varios experimentos, al tiempo que advirtieron que todo el lote donde Bush quedó sepultado es peligroso. No se admitió la entrada de nadie a la casa.

"No puedo explicar por qué no se ha desplomado todavía", dijo Bill Bracken, propietario de una compañía de ingeniería a la que llamaron para que evaluara la situación. Agregó que el suelo debajo presenta "una masa fluida muy extensa".

"Este no es un hoyo típico", afirmó el administrador del condado de Hillsborough, Mike Merrill. "Es un abismo. Por eso estamos actuando con mucha cautela".

Las autoridades lidiaban con otra triste realidad: Bush probablemente murió y la familia reclama el cadáver. Pero Merrill dijo que no desea poner en peligro más vidas.

Los hoyos son tan comunes en la Florida que la ley estatal requiere que los aseguradores de viviendas cubran ese peligro. Aunque algunos automóviles y casas han sido tragados, es extremadamente inusual que una persona desaparezca en ellos.

La Florida es proclive a los hoyos porque hay cavernas en el subsuelo de piedra caliza, una roca porosa que se disuelve fácilmente en agua.

Un agujero cerca de Orlando creció hasta abarcar 122 metros de largo en 1981 y se tragó cinco automóviles deportivos, la mayor parte de dos negocios, una casa y la mitad de una piscina de tamaño olímpico. Más de 500 hoyos han sido reportados en Hillborough desde que el gobierno empezó a llevar la cuenta en 1954, según la agencia ambiental del estado.