Si congreso la aprueba, Obama dice que firma "ya" reforma migratoria

También llamó a trabajar por una reforma que impulse la modernización de la educación

El presidente estadounidense, Barack Obama, se despide al finalizar el discurso del Estado de la Unión ayer por la noche. Foto EDH / efe

WASHINGTON. El presidente de EE.UU., Barack Obama, prometió ayer que promulgará "de inmediato" una reforma migratoria integral si el Congreso la aprueba en los próximos meses, durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión de su segundo mandato.

"Los grupos de los dos partidos en las dos cámaras están trabajando diligentemente para hacer un borrador de reforma y yo aplaudo sus esfuerzos. Vamos a hacerlo ahora. Envíenme una propuesta de reforma migratoria exhaustiva en pocos meses y la firmaré de inmediato", prometió Obama.

La reforma migratoria es una de las grandes promesas de Obama que no pudo concretar en su primer mandato y que ahora podría ser real dada la intención mostrada por demócratas y republicanos.

El mandatario, cuyo discurso se centró en la defensa de la clase media, indicó que el fortalecimiento de la economía pasa por aprovechar "los talentos e ingenio de los inmigrantes que se esfuerzan con esperanza".

Obama destacó que una "verdadera" reforma migratoria integral equivale a una mayor seguridad fronteriza, algo que su Gobierno ha hecho mediante el mayor desplazamiento de agentes en la frontera en la historia de EE.UU. y una reducción de los cruces ilegales a sus niveles más bajos en 40 años.

Esa reforma, continuó, también debe establecer "una vía responsable" que permita a los inmigrantes indocumentados "ganarse" la eventual ciudadanía estadounidense.

Para lograr la legalización y eventual ciudadanía, advirtió, los indocumentados deberán someterse a una revisión de antecedentes penales, pagar impuestos y una multa "sustancial", aprender inglés y "ponerse al final de la cola" de quienes intentan emigrar a EE.UU. de forma legal.

Además, esa reforma debe corregir el sistema de inmigración legal de manera que se reduzcan las demoras en los trámites, "se reduzca la burocracia" y el país atraiga a emprendedores con altas destrezas laborales y a ingenieros que "ayudarán a crear empleos y crecer nuestra economía".

Agregó que mayores inversiones en la educación, incluyendo ampliar el acceso a programas preescolares de "alta calidad", ayudarán al país a mejorar la capacitación de los trabajadores estadounidenses.

"Propongo trabajar con los estados para que los programas preescolares de alta calidad estén disponibles a cada niño en EE.UU. Cada dólar que invertimos en la educación temprana de alta calidad puede ser un ahorro de más de $7 más adelante", dijo. Esa inversión y esos ahorros, explicó Obama, aumentan las tasas de graduación de secundaria, reducen los embarazos entre adolescentes, e incluso reducen los crímenes violentos.

Para el crecimiento de la clase media, los estadounidenses "deben tener acceso a la educación y la capacitación que exigen los empleos hoy en día. Pero también tenemos que asegurarnos de que EE. UU. sigue siendo un lugar en el que todos los que estén dispuestos a trabajar duro tienen la oportunidad de avanzar", dijo.

Obama propuso un nuevo reto para "rediseñar" a las secundarias: premiar a aquellas que desarrollen nuevas alianzas con colegios universitarios y empleadores, y creen clases centradas en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas que, en su conjunto, son las destrezas que buscan las empresas para los empleos de hoy y del futuro.

Obama reconoció que el alto costo de la educación universitaria priva a muchos jóvenes de la enseñanza superior o les impone "una deuda insostenible". —AGENCIAS.