resumen noticias

Conmoción mundial

Benedicto XVI celebrará su última audiencia pública el próximo día 27 de febrero en la Plaza de San Pedro, dijo ayer el portavoz vaticano, Federico Lombardi. Los fieles que lo deseen puedan asistir a la misma y despedirlo, agregó

Martes, 12 de Febrero de 2013

enedicto XVI no se despedirá con una celebración especial con motivo de su renuncia, pero sí aprovechará la audiencia general del miércoles 27 de febrero para despedirse de los fieles, posiblemente realizada desde la Basílica de San Pedro, según ha explicado el jefe de la Sala de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi.

El objetivo es, tal y como ha explicado, que pueda acudir un gran número de gente a esa última audiencia, pero no se trata de hacerle una fiesta de despedida, sino de aprovechar las citas que ya están pendientes en el calendario, y ésta del 27 será, por tanto, "la última celebración grande".

Lombardi ha asegurado que el Pontífice "realizará todos las citas previstas en el calendario" antes del anuncio de la renuncia el próximo 28 de febrero, entre los que se encuentran los encuentros previstos con obispos, así como con los jefes de Estado de Rumanía y Guatemala.

De hecho, hoy, miércoles, celebrará su audiencia general y por la tarde presidirá el tradicional rito del miércoles de ceniza con la procesión penitencial, la santa misa, la bendición y la imposición de las cenizas. Este año, las celebraciones del miércoles de ceniza tendrán lugar en la Basílica de San Pedro y no en la Iglesia de San Anselmo y en la Basílica de Santa Sabina en la colina del Aventino de Roma, por la previsible asistencia de más fieles, así como la participación del colegio cardenalicio.

Además el Pontífice se encontrará este jueves con el clero romano, como cada año después del miércoles de ceniza, en un evento en el que no lee ningún discurso, sino que se dirige espontáneamente a los sacerdotes de Roma. Al respecto ha señalado que se espera que el Papa comparta "sus experiencias en el Concilio Vaticano II".

Además Benedicto XVI participará en la celebración del primer domingo de Cuaresma el 17 de febrero y del segundo el 24 de febrero, ambos en la Plaza de San Pedro, y realizará los tradicionales ejercicios espirituales del 17 al 22 de febrero junto a la curia romana en la capilla del Palacio Apostólico Redemptoris Mater.

"Benedicto XVI es nuestro Papa hasta el próximo 28 de febrero", ha destacado Lombardi, que ha asegurado que tendrá todavía ocasión de seguir ofreciendo su magisterio.

También ha insistido en que la decisión del Papa no obedece a motivos de salud, sino, como ha indicado Benedicto XVI, a la percepción del Papa de la disminución de fuerza.

En este sentido ha recordado que Benedicto XVI lleva un marcapasos desde antes de que comenzara su Pontificado, al que recientemente se le ha cambiado una batería.

Sobre la esperada encíclica de la fe que el Papa Benedicto XVI estaba preparando, el Padre Lombardi ha declarado que "parece que no se publicará antes de su partida", por lo que ha destacado que "la encíclica como tal no se puede esperar antes del 28 de febrero".

Asimismo Lombardi ha destacado que aún se desconoce cómo será llamado Joseph Ratzinger después del 28 de febrero ni cómo vestirá ni qué sucederá con aquellas pertenencias relacionadas con el ejercicio del ministerio petrino que no pueden ser usadas desde el próximo 1 de marzo porque Benedicto XVI ya no será Pontífice.

Benedicto XVI abandonará el papado a las ocho de la tarde local de Roma el próximo 28 de febrero porque esa es la hora en la que normalmente deja de trabajar todos los días, informó el portavoz.