Tras 7 días, liberan a niño secuestrado en Alabama y matan a su captor

El hombre armado que mantenía como rehén a un niño de 5 años en un búnker subterráneo fue abatido ayer y el pequeño está sano y salvo

Policías y personal de emergencia en la propiedad del secuestrador identificado como Jimmy Lee Dykes. foto edh / ap

MIDLAND CITY. El secuestro de un niño de 5 años en un búnker de Alabama acabó ayer, tras una semana, con la muerte del secuestrador y la liberación del menor, informaron las autoridades al terminar el rescate.

Steve Richardson, agente especial del FBI en el caso, indicó que los agentes de la agencia federal decidieron actuar cuando vieron que las negociaciones con el secuestrador, Jimmy Lee Dykes, estaban estancadas.

"Sobre las 3:12 pm hora local agentes del FBI recuperaron al niño intacto", indicó Richardson, quien detalló que al ver que Dykes portaba un arma temieron por la vida del menor.

La fuente dijo que se detonó una granada de luz o de aturdimiento como parte de la operación para liberar al niño, pero no había más detalles disponibles de inmediato.

Dykes había construido el búnker subterráneo en el que se atrincheró con el niño de 5 años durante 7 días, tiempo durante el cual decenas de agentes rodearon la zona.

El niño, del que se ha dado a conocer su nombre, Ethan, no ha sufrido heridas, aunque fue trasladado a un hospital cercano, según informó Steve Clouse, congresista del estado de Alabama.

Dykes asaltó el martes de la semana pasada un autobús escolar en las cercanías de Midland City (Alabama) y mató a tiros al conductor antes de llevarse a Ethan, quien sufre síndrome de Asperger, una clase de autismo.

Se desconocen los motivos por los que Dykes secuestró al pequeño.

Los negociadores, parte de un gran despliegue de agentes locales, estatales, del FBI y fuerzas especiales, se comunicaron todo el tiempo con Dykes a través de una tubería que sale del búnker, construido por el propio secuestrador.

El pequeño habitáculo contaba con comida, electricidad y una televisión, así como con mantas y calentadores eléctricos, por lo que se temía que la situación pudiese alargarse aún más tiempo.

Según testigos contactados por CNN, durante la tarde de ayer se escucharon explosiones y lo que podrían ser rondas de disparos de rifle en los alrededores de la propiedad de Dykes, poco antes de que se anunciara que el secuestrador había fallecido.

En el vecindario

Los vecinos dijeron que Dykes alguna vez mató a golpes a un perro con un tubo de plomo, amenazó con disparar a niños que pusieran un pie en su propiedad y vigilaba su patio en la noche con una linterna y un arma.

Documentos del gobierno y entrevistas con vecinos indicaron que Dykes se unió a la Marina de EE.UU. en Midland City y estuvo en servicio activo de 1964 a 1969. Su historial muestra varios reconocimientos, entre ellos una Medalla de Servicio en Vietnam y la Medalla a la Buena Conducta. Durante su servicio fue capacitado en mantenimiento de aviones.

Tuvo algunos roces con la ley en Florida, incluyendo un arresto en 1995 por exhibición inadecuada de un arma. El cargo menor fue retirado. En el año 2000 fue arrestado por posesión de marihuana.

Regresó a Alabama hace unos dos años y se mudó a un tramo rural a unos 100 m de sus vecinos más cercanos.

El drama en Alabama ocurre en medio de renovadas preocupaciones sobre la violencia con armas y la seguridad de las escuelas después de un tiroteo en diciembre en el que murieron 20 niños y 6 adultos muertos en una escuela de Connecticut. —AGENCIAS.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.