HRW: Alba trata de debilitar sistema de derechos humanos

La organización Human Rights Watch (HRW) presentó su informe anual 2012

El director para América de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, en el National Press Club en Washington, DC.

WASHINGTON. La protección de los derechos humanos en las Américas presentó durante el último año avances, pero también retrocesos importantes, dijo la organización Human Rights Watch (HRW) al presentar su informe anual.

El director para las Américas de la Organización, José Miguel Vivanco, presentó como retrocesos importantes los esfuerzos de los integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), encabezada por Venezuela, y otros países para debilitar las instituciones del sistema interamericano de derechos humanos.

Vivanco acusó específicamente a Ecuador y su presidente Rafael Correa, que estarían promoviendo incansablemente "medidas y acuerdos a nivel regional para socavar y debilitar las atribuciones" de la Comisión, ente autónomo de la OEA.

La OEA tiene previsto poner fin en esa reunión de cancilleres el 22 de marzo en Washington a un proceso de reformas de la CIDH iniciado en 2011, y que ha sido criticado por organizaciones no gubernamentales que alegan que busca limitar el accionar de la Comisión.

"Ojalá que la reunión del 22 de marzo no termine limitando" al sistema, dijo Vivanco refiriéndose a la asamblea a nivel de cancilleres.

"Argentina lamentablemente está en buena medida haciéndose eco del Alba para reducir las facultades de supervisión del sistema, pero creo que todavía hay posibilidades de salvarlo sobre estas amenazas", dijo Vivanco a los medios locales.

Según Vivanco, aún hay esperanza, ya que hay un grupo de países, entre ellos México, Costa Rica, Chile, Uruguay e incluso Brasil, que por un tiempo se distanció de la CIDH, que han "tomado posiciones muy firmes" en su defensa.

Los países más críticos quieren que las reformas propuestas por la OEA sean vinculantes, mientras que los que defienden a la CIDH desean que sea la propia Comisión la que determine su futuro.

El informe anual 2012 de HRW apunta a Cuba, Venezuela y Ecuador como los grandes violadores de los derechos humanos en el continente. Cuba sigue siendo el país más represivo de América Latina, el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela intimida, censura y enjuicia a sus críticos y el de Rafael Correa en Ecuador socava la libertad de prensa.

Al referirse a las negociaciones para una reforma migratoria que se llevan a cabo en EE.UU., HRW criticó que hasta ahora "no se haya tomado en cuenta la grave situación en que se encuentran recluidas las personas en los centro de detención, encarceladas por delitos menores y que sufren penas desproporcionadas a la gravedad del delito".

"Si bien los estados tienen el derecho a regular sus fronteras, quién entra y quién sale, también tienen la obligación de respetar los derechos humanos, tales como el de la unidad familiar y el debido proceso", agregó.

—AGENCIAS

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.