resumen noticias

Matan a secuestrados por quienes se había pagado un rescate

Las víctimas desaparecieron desde julio de 2012

Jueves, 31 de Enero de 2013

GUATEMALA. Las autoridades de Guatemala hallaron ayer los cadáveres de tres personas secuestradas hace seis meses, por cuya liberación se pagó rescate, y capturaron al supuesto jefe de la banda de plagiarios, informaron fuentes oficiales.

Un portavoz de la Policía Nacional Civil manifestó a los periodistas que agentes de esa institución y fiscales del Ministerio Público capturaron ayer a Miguel Arriaza Larios, de 37 años, alias Miguelito, en la población de Gustatoya, departamento de El Progreso, a 100 kilómetros al noreste de la capital.

Alias Miguelito es el cabecilla de una banda de secuestradores denominada Los Perversos, según medios guatemaltecos.

De acuerdo con la fuente, Arriaza es el jefe de la banda responsable del secuestro, en julio pasado, y asesinato de dos hombres y mujer, cuyos cadáveres fueron hallados ayer en una fosa común en la aldea Agua Salóbrega, del departamento de El Progreso.

El informe de los agentes dice que al momento de la aprehensión el cabecilla delincuencial se transportaba en un carro con blindaje nivel siete.

"Se cree que se trata de las tres personas que fueron secuestradas por esta banda, porque sus ropas y calzado coinciden con lo que llevaban cuando fueron plagiados", dijo la fuente policial, que aclaró que "falta hacer los análisis forenses" para confirmar los datos.

La banda liderada por Arriaza secuestró en julio pasado a José Alejandro Duarte Vargas, de 36 años, por cuyo rescate sus familiares pagaron unos 500 mil dólares; a Mario Cruz Marroquín, de 47, y a Anabelina Quevedo, de 29 años, por quienes se pagó 100 mil dólares en conjunto, de acuerdo con la información disponible.

Por el caso ya fueron detenidos Saúl Leiva Pinto, de 18 años; Telma Pereira Morales, de 23; Saulo Leiva Ambrocio, alias Bomba, de 39; y María Morales Alvarado, alias la Perversa, de 41, supuestos miembros de la banda de secuestradores y residentes en la zona 18.

Según informaron los medios guatemaltecos, la unidad antisecuestros del Ministerio Público cuenta con un análisis grafotécnico que revela que las víctimas llenaron cheques a favor de los acusados, diez días después del plagio.

Estas personas y Arriaza son sindicados por la Fiscalía de los delitos de secuestro, asesinato y asociaciones ilícitas.

—AGENCIAS.