resumen noticias

Termina crisis de rehenes en Argelia con 55 muertos

Las autoridades estimaron que unos 32 milicianos ocuparon la planta de gas en Ain Amenas desde el pasado miércoles

Sábado, 19 de Enero de 2013

AIN AMENAS. Las fuerzas especiales argelinas irrumpieron ayer en un complejo de gas natural a la mitad del Desierto del Sahara, en un "asalto final" que mató a 11 milicianos, quienes poco antes ejecutaron a siete rehenes, informó la agencia noticiosa estatal, con lo que terminaría una crisis de cuatro días.

Los reportes finales de la toma violenta de la planta de gas indican que al menos 23 rehenes y 32 terroristas murieron en la operación ejecutada por el Ejército de Argelia para rescatar a los cientos de secuestrados que un grupo de terroristas salafistas mantenía cautivos desde el miércoles en la central de gas de In Amenas, y que culminó ayer, se informó oficialmente.

Según indicó ayer el Ministerio argelino del Interior, en un comunicado citado por la agencia estatal APS, en el asalto de las fuerzas especiales del Ejército, que comenzó el jueves y finalizó el mediodía de ayer, fueron rescatados 107 trabajadores extranjeros y 685 argelinos.

"La intervención ha culminado con la liberación de 685 trabajadores argelinos y 107 extranjeros, 32 terroristas neutralizados y la muerte de 23 personas", aseguró el comunicado que no dio detalles sobre las nacionalidades de los fallecidos.

En la nota también se destaca que tras la operación el Ejército se incautó de distintos tipos de fusiles, dos morteros, seis misiles tipo C5 de 60 milímetros con lanzaderas, dos lanzagranadas con ocho proyectiles y diez granadas dispuestas en cinturones explosivos.

Después de asegurar que "Argelia acaba de hacer frente a una agresión terrorista de gran amplitud, que ha puesto en peligro cientos de vidas e infraestructuras económicas estratégicas", el Ministerio insistió en su comunicado en la complejidad de la situación.

"La preocupación prioritaria de preservar las vidas humanas, los riesgos derivados de la naturaleza de las instalaciones gasísticas, la configuración del lugar y las amenazas sobre los rehenes, hacían compleja la intervención de las fuerzas especiales", se destaca en la nota.

El ministerio justificó la rápida intervención como el único modo de evitar más muertes.

"Para evitar desembocar en un baño de sangre y dada la extrema peligrosidad de la situación, teniendo en cuenta, además, la intención manifiesta de los terroristas de huir con los rehenes y volar las instalaciones de gas, las fuerzas especiales del Ejército efectuaron con eficacia y profesionalidad una intervención precisa para neutralizar al grupo terrorista", se indica en la nota

Agregó que el Ejército se vio obligado a intervenir después de que estalló un incendio en la planta. El asedio a la planta procesadora de gas de Ain Amenas, operada conjuntamente por la británica BP, la noruega Statoil y la petrolera estatal argelina, causó conmoción en el mundo.

Un grupo de islamistas se apoderó del complejo, donde había cientos de trabajadores de numerosos países.

La respuesta de Argelia a la crisis fue típica en la historia de las operaciones del país para enfrentar a los terroristas. El gobierno ha preferido la acción militar a la negociación.— Agencias