resumen noticias

Asesinan a tiros a un subcomisionado de la Policía de Honduras

Víctima fue abatida a tiros tras ser bajada de auto

Miércoles, 16 de Enero de 2013

TEGUCIGALPA. Un subcomisionado de la Policía de Honduras, que estaba suspendido por investigación, fue asesinado a tiros por desconocidos en Tegucigalpa, al parecer para robarle el vehículo en el que se desplazaba, informaron ayer fuentes oficiales.

Preliminarmente, las autoridades manejaban el posible robo como móvil del hecho criminal, sin embargo esta versión quedaría descartada porque el automotor apareció en el sector de El Tizatillo, salida al sur de Tegucigalpa.

El subcomisionado Germán Fernando Reyes, de 50 años, murió la noche del pasado martes en el sur de la capital hondureña a causa de las heridas de bala que recibió, afirmó ayer a los periodistas el ministro hondureño de Seguridad, Pompeyo Bonilla.

"Hemos sido golpeados en los últimos meses con la muerte de varios oficiales, un subcomisionado ayer (martes), un comisario y agentes de la escala básica también", subrayó la fuente.

Según versiones de algunos testigos presenciales, la víctima "fue abatida por delincuentes" que lo interceptaron en otro vehículo, "lo bajaron y le dispararon", dijo el portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía.

Reyes, quien tenía 27 años de servicio, estaba asignado a la sección de análisis de la Academia Nacional de Policía (Anapo).

Investigado

La víctima estaba suspendida temporalmente del cargo para investigación como parte del proceso de depuración de la Policía, indicó, por su parte, el director de la Policía Preventiva, Alex Villanueva.

"Estaba suspendido temporalmente a raíz de una investigación que se realiza por un caso relacionado con nuestro trabajo", explicó la fuente, quien además es primo de la víctima. Honduras figura entre los países que tienen los índices de violencia más altos en el mundo, con 92 homicidios por cada 100,000 habitantes en 2011, según un informe de las Naciones Unidas.

El pasado 30 de octubre, el comisario de policía Henry Amador Roque fue asesinado a inmediaciones de el mirador de Tegucigalpa en las cercanías del Estadio Nacional.

El comisario Amador Roque se desempeñaba como jefe distrital de la posta de Belén, en el sector de Comayagüela de la capital hondureña.

La muerte de policías ha sido constante en Honduras y se reportan la muerte de 80 uniformados en los últimos años. —AGENCIAS.