Decide no abortar al ver sonrisa del bebé en ecografía

Según el diagnostico médico, el pequeño tenía complicaciones y al nacer tendría dificultades físicas y mentales

Katyia Rowe había tomado la decisión más difícil de su vida, abortar al hijo que estaba gestando porque venía con serías dificultades físicas y mentales que lo mantendrían postrado y sin poder hablar toda su vida, publica dailymail.co.uk.

Pero, la realizarse una última ecografia 3D, Katyia y su esposo vieron con el pequeño sonreía dentro de la barriga. Ese pequeño milagro hizo que desistieran de abortar y decidieran llevar a término el embarazo.

Desafortunadamente, el bebé murió a solo horas de nacer, sin embargo, Katyia asegura que no se arrepiente de su decisión, puesto que al menos le permitió abrazar por unos instantes a su pequeño hijo.

La madre se enteró que estaba embarazada en marzo pasado, pero a las 20 semanas de gestación descubrieron que el pequeño, Lucian, no pudo desarrollar su cerebro como es debido, lo que le acarrearía serias complicaciones.