Está en peligro el subsidio petrolero para el Caribe

La convalecencia de Chávez causa dudas sobre la continuidad del programa Petrocaribe, el cual abastece de crudo a muchos países de la región.

El diario oficial Juventud Rebelde, en Cuba, publicó en su portada la información sobre la salud de Chávez. Foto EDH / EFE

VENEZUELA. La enfermedad de Chávez no sólo pone en jaque a su país, también hace peligrar el destino de $7,000 millones de exportaciones petroleras subsidiadas que ayudan a impulsar la economía de Cuba y a contener la inflación en países caribeños que van desde Jamaica hasta las Bahamas.

"La salud de Chávez es una gran preocupación para nosotros", dijo en una entrevista el ministro de Economía de República Dominicana, Temístocles Montas. "Su estado de salud podría afectar el acuerdo Petrocaribe", agregó.

El gobierno venezolano envió a Cuba petróleo por $3,600 millones en 2011 a través del programa Petrocaribe, que atiende a 70 millones de habitantes en toda América Central y el Caribe.

Así como Fidel Castro utilizó los programas de educación y la medicina para difundir su revolución socialista en el exterior, el venezolano se apoya en las reservas petroleras más grandes del mundo. Si el sucesor de Chávez pone fin al financiamiento, las economías que todavía tienen dificultades para fomentar el turismo después de la crisis financiera de 2008 enfrentarían más restricciones presupuestarias.

"¿Cómo podría pagar Cuba en precios del mercado internacional los 100.000 barriles de petróleo diarios que importa de Venezuela?", dice el economista opositor Óscar Espinosa Chepe.

"Venezuela constituye hoy lo que fue la Unión Soviética por muchos años hasta 1990, con la diferencia de que si la ayuda (venezolana) cesara ahora, las consecuencias serían mucho peores, porque la infraestructura cubana está en peores condiciones que en aquel momento", afirma.

Chávez, de 58 años, que sufre complicaciones a raíz de una infección respiratoria luego de la intervención quirúrgica, creó Petrocaribe el 7 de septiembre de 2005.

El convenio actualmente está conformado por Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Surinam.

Estos países compran a Venezuela crudo y productos derivados del petróleo en condiciones de financiamiento de 50 % de la factura petrolera con plazos de pago hasta de 25 años. Los únicos países en no firmar fueron Barbados y Trinidad y Tobago.

Petrocaribe tiene mucho más que ver con la economía que con la ideología, explica Daniel Sachs, analista en Control Risks de Londres. "A estos países les preocupa conseguir el mejor precio posible y no necesariamente la solidaridad socialista", dijo.