Actor Gérard Depardieu se convirtió en ciudadano ruso para evadir impuestos

b Putin firmó ayer en un tiempo récord el decreto de concesión

El actor Gerard Depardieu junto al gobernante ruso Vladimir Putin en una foto de 2010. Foto edh/archivo

MOSCÚ. El gobernante ruso Vladimir Putin firmó un decreto para conceder el pasaporte al reconocido intérprete francés Gérard Depardieu, quien había anunciado su exilio a causa de un impuesto para millonarios en Francia impulsado por el gobernante François Hollande. La actitud del actor fue calificada de "mezquina" por el gobierno socialista .

El acto es casi igual a la comedia del actor "Green Card" de 1990, en la cual su personaje se casa para poder trabajar en Estados Unidos.

"Yo pedí el pasaporte y estoy encantado de que se me haya concedido. Adoro Rusia, sus hombres, su historia, sus escritores", declaró el actor en una carta hecha pública en francés por la cadena rusa Pervyi Kanal.

Según informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a Interfax, Putin firmó el decreto de concesión del pasaporte ruso a Depardieu, quien lo había solicitado "hace bien poco, a través de la embajada" y que éste ya había sido informado personalmente de la expedición del documento.

"Depardieu participó en grandiosos proyectos cinematográficos y ha interpretado papeles como su Rasputín, que aunque aún no fue estrenado en Rusia, es una interpretación nueva y muy valiente de ese personaje", dijo.

Peskov recordó que Putin ya le había prácticamente garantizado públicamente el mes pasado la concesión de la ciudadanía rusa si el artista decidía finalmente renunciar a la francesa.

"Esa promesa respondía a la enorme contribución de Depardieu a la cultura y cinematografía nacional", apuntó.

"Él se considera europeo y ciudadano del mundo. Pero quiere mucho a su país, su cultura y la vive. Estoy seguro de que ahora no está atravesando un buen momento, pero esto acabará", apuntó. Putin subrayó que los artistas son personas con "un espíritu especial" y que "es fácil herir sus sentimientos".

El actor, de 64 años, anunció hace unas semanas que trasladaría su residencia fiscal a la localidad belga de Néchin, a un kilómetro de la frontera francesa, luego de que el presidente socialista François Hollande incorporara al presupuesto para el 2013 una de sus promesas electorales, un impuesto del 75% a quienes tengan ingresos anuales de más de $1.3 millones.

La decisión del intérprete de Cyrano de Bergerac fue calificada de "mezquina" por el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, lo que indignó a Depardieu, quien reaccionó anunciando su voluntad de renunciar a la nacionalidad francesa. Depardieu aseguró hace unos días que no reconsideraría su decisión después de que el Consejo Constitucional francés rechazara esa medida. De todas formas, en su mensaje televisivo de fin de año, Hollande anunció que pese al rechazo de la Corte, implementaría la carga tributaria. —AGENCIAS.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.