Corte Suprema rechaza recurso contra el Clarín

El Grupo Clarín ahora está protegido de la Ley de Medios de Cristina Fernández

BUENOS AIRES. La Corte Suprema argentina rechazó ayer un recurso presentado por el gobierno que buscaba que ese tribunal definiera si son constitucionales los artículos de una ley que obligan al Grupo Clarín a desinvertir en el mercado audiovisual.

La Corte declaró inadmisible el recurso de "per saltum" del Poder Ejecutivo que buscaba una sentencia definitiva sobre los artículos de una ley de medios de 2009 que son objetados por Clarín. Además, el máximo tribunal avaló una medida cautelar de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal que mantiene frenada la desinversión por parte del mayor multimedios, informaron este último y otros medios como la agencia oficial de noticias Télam.

Al respaldar la medida cautelar, el máximo tribunal exhortó a la Cámara en lo Civil y Comercial que dicte rápidamente una sentencia sobre la cuestión de fondo del litigio, es decir la constitucionalidad o no de los artículos que obligan a desinvertir y desprenderse de licencias de señales audiovisuales a los medios que exceden un número determinado.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández exige a Clarín que se avenga a desinvertir, tal como se han mostrado dispuestos a hacer otros medios periodísticos en cumplimiento de la norma que, según el Ejecutivo, busca terminar con los monopolios.

Pero Clarín sostiene que los artículos objetados –entre ellos el 161 y el 45, que son los más controvertidos– afectan el derecho a la libertad de expresión, a la igualdad, a la legalidad, a la propiedad y a la libre competencia.

Varios días atrás un juez de primera instancia declaró constitucionales los artículos, decisión que fue apelada por el grupo periodístico. El caso llegó así a la Cámara en lo Civil y Comercial.

Juristas creen que una vez que ese tribunal dé a conocer su fallo, una de las dos partes apelará y será finalmente la Corte Suprema la que se pronuncie sobre la constitucionalidad de los artículos objetados por el multimedios. La sentencia final podría llegar recién en varios meses.

El ministro de Justicia argentino, Julio Alak, aseguró que la decisión de la Corte "puede tomarse como un nuevo elemento dilatorio" en este litigio, aunque afirmó que "los tiempos se acaban y la Cámara Civil y Comercial no puede dilatar el fallo" sobre la cuestión de fondo.

En ese sentido, el ministro de Justicia vaticinó que la ley "va a tener una aplicación práctica en breve" y vaticinó que regirá plenamente el próximo año, al afirmar que "será una de las grandes conquistas de 2013".

"Cada vez que vamos a la Justicia nos responden con un 90 por ciento que no, pero igual algo logramos, como saber que la cautelar se extiende hasta que se dicte sentencia de Cámara o que el año que se dio para desinversión ya concluyó, dijo Alak al dar una disertación en la ciudad bonaerense de La Plata.

El Gobierno argentino había solicitado a la Corte el recurso de "per saltum" el pasado día 19, alegando que el conflicto revestía características de "gravedad institucional".

Fernández y Clarín están abiertamente enfrentados desde 2008, cuando el grupo periodístico respaldó las protestas de los productores agropecuarios en contra de la decisión oficialista de gravar con impuestos las exportaciones de algunos granos.

Clarín posee un 41 % del mercado de radio, un 38 % de la televisión abierta y el 59 % de la televisión por cable, mientras que el máximo (que marca la ley) en todos los casos es el 35 %, según datos oficiales.

El grupo Clarín posee el diario de mayor circulación en Argentina, canales de aire y de cable, radios y redes de televisión por cable, con un volumen de negocios de 9,753 millones de pesos (unos 2,000 millones de dólares) en 2011. —AGENCIAS