Voraz incendio en Filipinas arrasó con un barrio pobre

Reportan 1,500 personas afectadas por el siniestro

El fuego se extendió rápidamente en un barrio pobre de Ciudad San Juan y arrasó con todas las viviendas. Foto edh /reuters

MANILA. Por lo menos ocho personas murieron por dos incendios que ardieron en Navidad en distintas partes de la zona metropolitana de la capital filipina, informaron las autoridades.

Uno de los incendios dejó sin hogar a unas 1,500 personas al arrasar un barrio pobre, se reportó.

Asimismo un incendio ocurrido antes del amanecer el martes devastó dos edificios de apartamentos en Ciudad Quezón, un suburbio de Manila, dijo Rosendo Cabillán, investigador de siniestros provocados.

Un veterinario y seis miembros de un hogar murieron al quedar atrapados, según los reportes de los equipos de rescate y bomberos.

Horas antes, un incendio en ciudad San Juan, otro suburbio, destruyó las precarias viviendas de unas 1,500 personas, informó el bombero Noel Binwag.

Agregó que los indignados habitantes mataron a un hombre a golpes tras acusarlo de prender el fuego a sus casas.

Igualmente dos bomberos resultaron heridos cuando fueron alcanzados por pedradas que les arrojaron los residentes de las zonas siniestradas, los cuales les quitaron las mangueras para utilizarlas ellos mismos, añadió Binwag.

Los pobladores intentaban apagar las llamas para evitar que sus hogares fueran destruidos, pero las llamas se extendieron rápidamente entre las pobres casas.

Los habitantes indignados atacaron a los mismos bomberos que les ayudaban a apagar el fuego para arrebatarles las mangueras.

Los lugareños empezaron a sacarles a los bomberos de las manos las mangueras, pues consideraban que habían tardado en llegar.

Víctimas

Los servicios de rescate localizaron seis cadáveres carbonizados de entre los escombros de varios edificios de un bloque de pequeñas viviendas del barrio de Baler que se incendió por causas que están siendo investigadas, dijo el jefe de la Policía, Santiago Laguna, a la emisora de radio DZBB.

Otros dos inquilinos de estos edificios siniestrados han sido dados por desaparecidos, apuntó la citada fuente policial.

La séptima víctima mortal fue un hombre que falleció a causa de las heridas sufridas durante los disturbios que estallaron en el arrabal capitalino de San Juan a raíz de un incendio, al parecer provocado, según la Policía.

Los pobladores lo atacaron al considerarlo que era el provocador del incendio que acabó con sus viviendas.

De acuerdo con las autoridades, las llamas destruyeron las chabolas (casas pobres) en las que vivían unas 8,000 personas. Los incendios son comunes en los barrios de chabolas de Manila, una metrópoli en la que habitan cerca de 14 millones de personas.

"Nuestros camiones no podían circular por las callejuelas estrechas, que estaban bloqueadas por coches estacionados y carretas", ha afirmado Santiago Laguna, uno de los principales responsables de los bomberos de la capital.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.