Cristianos celebraron en la Basílica de la Natividad

Peregrinos y habitantes locales celebraron Navidad este martes en la antigua iglesia de Belén, donde según la tradición nació Jesús

Fuad Twal (centro) patriarca latino de Jerusalén, sostiene al Niño Jesús en la Iglesia de Santa Catalina, en la madrugada del 25 de diciembre. FOTO AP

Peregrinos y habitantes locales celebraron Navidad el martes en la antigua iglesia de Belén donde según la tradición nació Jesús, iluminada con velas y el sonido alegre de las oraciones en sus naves atestadas.

Los cielos nublados y el viento frío no apagaron el entusiasmo de los fieles, los cuales acudieron vestidos en sus mejores galas y atuendos típicos de tierras lejanas con el fin de conmemorar ese día santo en este poblado bíblico de Cisjordania.

Se escuchaba el tañer de las campanas al tiempo que se formaban largas filas dentro del complejo de la Basílica de la Natividad, el cual se remonta al siglo IV d.C., mientras los fieles aguardaban ansiosos para ver la caverna subterránea donde según la tradición nació Jesús.

Duncan Hardock, de 24 años, escritor de MacLean, Virginia, viajó a Belén desde la república de Georgia, donde ha estado impartiendo clases de inglés. Después de cruzar la barrera construida por Israel para mantener alejados a los atacantes cisjordanos, caminó a la Plaza del Pesebre en Belén, ubicada junto a la iglesia.

"Siento que vimos ambas facetas de Belén en un período de tiempo realmente muy corto", señaló Hardock. "En nuestro caminar desde el muro, vimos la parte solitaria y cerrada de Belén... pero en cuanto entramos al pueblo de repente estábamos en medio de la fiesta".

Belén se encuentra a 10 kilómetros (seis millas) al sur de Jerusalén. Israel, que ocupó Cisjordania en 1967, controla el ingreso a la ciudad.

No fue posible que todos los fieles ingresaran al templo, por lo que se colocó un altavoz para que cientos de personas que estaban en la plaza pudieran escuchar la ceremonia.

En Nochebuena, miles de cristianos provenientes de todo el mundo llenaban la plaza, inundada de luz y decorados navideños.