Un triste regreso a clases en Conneticut

Los niños sobrevivientes de la masacre asistirán a clases hasta después de Navidad

Un estudiante hace una pausa después de colocar las flores en el memorial a la entrada de un colegio. fotos edh / reuters

NEWTOWN. Cuatro días después del tiroteo en la escuela Sandy Hook, los alumnos de Newtown regresaron a clase. Los del colegio donde ocurrió la tragedia lo harán, eso sí, en otro centro escolar después de las vacaciones de Navidad.

En esta triste vuelta al colegio, los pequeños han estado acompañados de la policía y de varios psicólogos que han intentado rebajar el dolor y el miedo que muchos de ellos sienten.

La escuela Sandy Hook, donde murieron 20 niños, seis adultos y el propio asesino, Adam Lanza, quien en casa mató a su madre, continúa cerrada y la policía sigue entrando y saliendo de ella para proseguir con las investigaciones. A las puertas del centro, se montó una ofrenda con 26 árboles de Navidad decorados y rodeados de adornos, peluches y globos.

Así que, en lugar de su colegio habitual, los estudiantes de Sandy Hook acudirán a la escuela de Chalk Hill, a unas siete millas, en la vecina Monroe. Allí un cartel da la bienvenida.

Los psicólogos y especialistas recomiendan que los niños retomen la rutina para lograr superar el trauma, pero al mismo tiempo deben conversar con sus padres de lo sucedido.

De igual manera recomiendan a los padres de familia estar vigilantes ante cualquier cambio de comportamiento de sus hijos, como aislamiento, pérdida del sueño o del apetito, así como el temor excesivo y el delirio de persecución.

Ayer también, bajo un cielo gris, la pequeña localidad de Newtown enterró a James Mattioli y Jessica Rekos, ambos de 6 años, dos de los niños que fueron asesinados en la masacre del pasado viernes.

"No es real, mi pequeña, que estaba tan llena de vida y que quiere un caballo y que va a tener botas de vaquera en Navidad, que no vaya a volver a casa", dijo la madre de Jessica, Krista Rekos, a ABC News.

Sobre qué pasará con la escuela Sandy Hook, todavía es prematuro saber, algunos miembros de la comunidad señalan que lo mejor sería demolerla, mientras el comisionado de educación de Connecticut, Stefan Pryor, dijo que empleados de construcción del estado recomiendan que sea remodelada.

"Va ser muy difícil para estos niños que regresen a una escuela donde estuvieron tan cerca de la muerte, pero al mismo tiempo queremos que estos niños permanezcan juntos, para que se apoyen unos a otros", dijo el teniente George Sinko, de la policía de Newtown. —AGENCIAS.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.