Enseña cómo pegar a la mujer sin dejar marcas y le niegan la entrada a Suiza

El vídeo en el cual participa el clérigo saudí Mohammed Al-Arifi es de 2007

El Gobierno de Suiza negó la entrada al clérigo saudí Mohammed Al-Arifi quien generó polémica por un video en donde da clases de cómo pegarle a una persona del sexo opuesto sin dejarle ningún moretón.

Al-Arifi era invitado a participar este fin de semana en una conferencia islámica, y la negativa migratoria se debió a las protestas ciudadanas.

La Oficina Federal de las Migraciones informó en un comunicado la prohibición de que Al-Arifi entre en Suiza o en cualquier otro país del espacio Schengen.

Distintas asociaciones habían denunciado que Al-Arifi defiende la violencia contra las mujeres, a las que compara con animales, en un vídeo que se puede ver en la red social You Tube.

Al-Arifi dice en el vídeo, que forma parte de un programa de televisión, que el "hombre puede golpear a su mujer para impartir disciplina, al igual que ella lo hace a veces con sus lágrimas", y explica los pasos que se han de dar antes de recurrir a los golpes.

"Primero hay que advertirles una, dos, tres, cuatro, diez veces. Si esto no ayuda, hay que rechazar a compartir la cama con ella y no hablarle para hacerle saber que se está enfadado con ella".

"Y si ningún método funciona, ¿cuál es la tercera opción?", les pregunta a los jóvenes que le están escuchando.

Uno de ellos dice que "pegarles", a lo que el clérigo le pregunta que cómo lo haría: "no le pegaría en la cara", contesta el joven.

Al-Afiri asiente y afirma que "pegar en la cara está prohibido incluso en el caso de los animales".

"Cuando una persona pega a un animal, cuando quieres que tu camello o tu burro echen a andar, no puedes pegarle en la cara. Así que los golpes (a la mujer) deben ser livianos y nunca en la cara".

El clérigo recuerda que algunos estudiosos recomiendan utilizar un bastoncillo del arac o árbol de la mostaza, empleados en muchos países musulmanes para la higiene bucal, y en ningún caso "pegar con una botella, un plato o un cuchillo. Eso está prohibido".

El bastoncillo suave "demuestra que el objetivo no es infligir dolor. (...). Si le pegas con el bastoncillo o le das un ligero manotazo, esto significara: 'mujer, has ido muy lejos, ya no lo soporto más'. Si el hombre pega a la mujer, los golpes deben ser ligeros y no deben ir dirigidos a la cara", continúa.

"Le debe pegar donde no vaya a dejarle ninguna marca. No debe pegarle en los brazos, ni en las manos, debe pegarle donde no vaya a causar daño a su esposa. No debe pegarle como haría con un animal o un niño, abofeteándole en las dos mejillas", agrega.

En muchos casos, en opinión de Al-Afiri, el problema es que "los hombres pegan a sus mujeres únicamente cuando están furiosos y empiezan a golpearlas con si fueran un saco de boxeo, y esto es algo que no se debe hacer, porque es un ser humano al que estás pegando".

El Consejo Central Islámico de Suiza (CCIS) lamentó la decisión del Gobierno de Berna de prohibir al clérigo saudí la entrada en el país y consideró desproporcionada la medida en un comunicado.

El CCIS indicó que la conferencia, a la que previsiblemente asistirán entre 2.000 y 2.500 personas, se celebrará el sábado como estaba previsto, pese al revuelo levantado por este caso, y recordó que Al-Afiri no estaba entre los 14 oradores del encuentro.

Además, rechazó las acusaciones contra Al-Arifi, afirmando que en es conocido por su defensa de los derechos de las mujeres en el mundo islámico, "razón por la cual es un predicador famoso en televisión, con gran popularidad, especialmente entre la mujeres".

Con información de cronica.com.ar