Piden definir sobre marihuana

El gobierno anunció que no castigará a consumidores en Colorado y Washington.

El presidente Barack Obama ha dicho que el gobierno federal no buscará castigar a los consumidores de marihuana en Colorado y Washington, dos estados que legalizaron recién el uso de esa hierba con fines recreativos.

Pero los defensores del consumo indican que el mandatario dijo algo similar sobre el uso de la marihuana con fines médicos, y sin embargo, los fiscales federales siguen obligando al cierre de dispensarios en todo el país.

Así de confusa y a veces conflictiva es la política sobre la marihuana en Estados Unidos, donde el consumo con fines médicos resulta legal en muchos estados, pero donde también es difícil cultivarla, distribuirla o venderla. Y en el nivel federal, al menos oficialmente, esta hierba es una droga ilícita en todos los rincones del territorio nacional.

La declaración emitida por Obama dio poca claridad a un mundo donde la marihuana va avanzando paulatinamente hacia la legalidad.

Ese conflicto es quizás mayor en California, donde los cuatro fiscales federales fincaron cargos penales a los grandes productores.