Juez declara constitucional ley de medios en Argentina

Grupo Clarín dice que la ley es un intento del Gobierno para castigar voces críticas

BUENOS AIRES. Un juez argentino declaró ayer constitucional la Ley de Medios Audiovisuales y ordenó el levantamiento de la medida cautelar que frenaba la desinversión mediática, asestando un duro revés al Grupo Clarín en la batalla judicial que libra contra el Gobierno argentino.

El juez federal civil y comercial Horacio Alfonso dictaminó la constitucionalidad del artículo de la ley de medios que obliga a los grupos mediáticos a deshacerse de las licencias de radio y televisión que excedan el máximo previsto por la norma, aprobada por el Congreso hace tres años.

El juez rechazó "la acción declarativa de inconstitucionalidad" promovida por el Grupo Clarín, el mayor multimedia, y ordenó "el inmediato levantamiento de todas las medidas cautelares dictadas en el presente proceso", según el fallo publicado por el Centro de Informaciones Judiciales en su página web.

"No podía ser que una ley de la democracia esté frenada durante tres años. Es un día para celebrar", declaró a la televisión C5N Martin Sabbatella, titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca).

Sabbatella recordó que, a excepción de Clarín, todos los grupos mediáticos que exceden el límite impuesto por la ley han presentado un plan de adecuación voluntario y explicó que el Afsca analizará ahora cómo hacer "que todos cumplan la ley".

La Ley de Medios Audiovisuales fija para los medios privados de difusión nacional un tope del 35% del mercado en cobertura de televisión de aire y un 35% de abonados en televisión de cable, 10 licencias de radio, 24 licencias de televisión por cable y una de televisión por satélite.

Según la Afsca, Clarín debería desprenderse de más de 200 licencias de televisión por cable, donde posee el 58.61% de los abonados y también desinvertir en radio y televisión analógica.

Apelarán fallo

"La decisión desconoce flagrantes violaciones a los derechos constitucionales de libertad de expresión, igualdad ante la ley, legalidad, propiedad y libre competencia", dijo en un comunicado el Grupo Clarín, que anunció que recurrirá el fallo.

"El Grupo Clarín apelará de inmediato la decisión, que desconoce flagrantes violaciones a los derechos constitucionales de libertad de expresión, igualdad ante la ley, legalidad, propiedad y libre competencia", dice el medio.

Según el Grupo Clarín "resulta llamativo, por no decir materialmente imposible, que una causa de tanta complejidad haya sido resuelta en pocas horas, sin siquiera respetar los plazos procesales, que recién el martes próximo hubieran dejado al expediente en condiciones de dictar sentencia. Con lo cual se ha violado además la garantía del debido proceso".

Para la empresa, el fallo del juez "no permite ningún avance del Gobierno sobre las licencias del Grupo Clarín" ya que, a juicio de su equipo legal, el levantamiento de la cautelar no será efectivo hasta que se pronuncie la Cámara Federal Civil y Comercial.

Sabbatella discrepó del grupo mediático y opinó que con el fallo "se terminan las cautelares" y "a partir de ahora se aplicará la ley integralmente, como tenía que haber sido el primer día".

El fallo del juez supone un espaldarazo al Gobierno de Cristina Fernández en la batalla judicial que mantiene contra Clarín, después de que la semana pasada la Cámara Federal en lo Civil y Comercial prorrogase la medida cautelar. Tras esa decisión, ella arremetió con dureza contra los jueces y les exigió "independencia no solo sea del poder político sino también del poder de las corporaciones".

Además, el Gobierno presentó ante la Corte Suprema un recurso de "per saltum", que permite al máximo tribunal atraer una causa de un tribunal inferior antes de que se agoten todas las instancias correspondientes en casos de "temas de gravedad institucional", pero este fue declarado "inadmisible". —AGENCIAS.