resumen noticias

EE.UU. preocupado por las capturas de Damas de Blanco

Según Washington, unas 94 miembros fueron detenidas

Lunes, 10 de Diciembre de 2012

WASHINGTON. Estados Unidos declaró ayer estar preocupado por las agresiones y detenciones el domingo de casi un centenar de activistas de las opositoras Damas de Blanco y exigió a La Habana detener la "práctica cada vez más común" de estos arrestos "arbitrarios".

"Estamos muy preocupados por el uso reiterado del régimen cubano de la detención arbitraria y la violencia para silenciar a sus críticos, perturbar congregaciones pacíficas e intimidad a la sociedad civil independiente", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en un comunicado.

Nuland dijo que según informaciones que maneja Washington, 94 miembros de las Damas de Blanco fueron golpeadas y detenidas el domingo cuando realizaban su concentración semanal "para poner de relieve los persistentes abusos contra los derechos humanos en Cuba".

La portavoz llamó al "régimen de Cuba a poner fin a la práctica cada vez más común de detenciones arbitrarias y extrajudiciales".

Estados Unidos espera el día "en el que todos los cubanos puedan expresar sus ideas, se puedan reunir libremente y expresar sus opiniones pacíficamente", agregó Nuland.

El dirigente de la no gubernamental Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez denunció que "la tónica de las detenciones es que son de corta duración", agregó. Explicó que la acción policial estaba destinada a impedir reuniones convocadas por la pequeña disidencia interna.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, denunció que los hechos se extendieron a Santiago de Cuba, Holguín y Santa Clara.

En el caso de La Habana, Soler dijo que los agentes aparecieron cuando las Damas de Blanco habían culminado de marchar como lo hacen todos los domingos al término de la misa. "Les hicimos resistencia, nos sentamos en el suelo y nos llevaron a la fuerza a una comisaría en la playa de Tarará (este de La Habana)".

Por su parte, el director del Centro de Información Hablemos Press, Roberto de Jesús Guerra Pérez, dijo a Radio Martí que los agentes "les dieron golpes, empujones (…) se llevaron también a un grupo de hombres que estaban junto a las damas; eran entre ocho o nueve hombres".

En declaraciones a ACI Prensa, Rosa María Payá, del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), señaló que "desde hace un par de días ya estaban deteniendo y amenazando a las opositoras".

El grupo Damas de Blanco, que recibió el Premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2005, fue creado por esposas y familiares de 75 opositores detenidos en 2003, ya todos liberados.

El régimen de Raúl Castro las acusa de ser parte de movimientos subversivos en la isla y las califica, al igual que al resto de la oposición, de "mercenarias" de EE.UU.

Las denuncias de EE.UU. se producen una semana después de que se cumplieran tres años del arresto en Cuba del subcontratista estadounidense Alan Gross, que según Washington es el principal obstáculo a cualquier acercamiento con la isla comunista.

El gobierno de Barack Obama, que levantó algunas restricciones hacia la isla, exige la liberación inmediata y sin condiciones de Gross, condenado a 15 años de cárcel por distribuir material de comunicación a grupos civiles.

Washington dice que le preocupa el hecho de que Gross, de 63 años, haya adelgazado más de 45 kilos y que su salud haya empeorado, pero las autoridades cubanas han replicado que el estado de salud del subcontratista es normal para una persona de su edad.

La Habana ha descartado cualquier gesto unilateral en este caso, sin que Washington considere a su vez las "preocupaciones humanitarias" con respecto a los cinco agentes cubanos detenidos en 1998 en Florida bajo cargos de espionaje, cuatro de los cuales siguen en la cárcel. —AGENCIAS