resumen noticias

EE.UU. envía barcos de guerra a Norcorea

El régimen pretende lanzar otro satélite

Viernes, 7 de Diciembre de 2012

WASHINGTON. Estados Unidos ha desplazado varios buques de guerra hacia la península coreana ante el anuncio del régimen de Pyongyang de que entre el 10 y el 22 de diciembre lanzará un nuevo satélite espacial.

El jefe militar estadounidense en la zona, Samuel Locklear, ha explicado que el movimiento de barcos pretende "conocer mejor la situación", informó BBC.

Subrayó que hay muchas preguntas que responder: "¿qué han lanzado? ¿a dónde va? ¿Para qué? ¿Viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU)? ¿Cuáles son las consecuencias?".

El militar considera que el lanzamiento norcoreano "es contradictorio con las resoluciones del Consejo de Seguridad", que, tras las pruebas de 2006 y 2009, prohibió al régimen comunista desarrollar sus programas nuclear y balístico, así como importar y exportar determinados bienes y servicios.

Locklear explica que las preocupaciones estadounidenses "se deben al tipo de misil que (Corea del Norte) utilizará para poner en órbita su satélite espacial y a las consecuencias que ello tendrá sobre su actividad balística y, por tanto, sobre la seguridad regional".

Además, el jefe de las fuerzas estadounidenses en Asia-Pacífico ha apuntado que los buques de guerra "también podrán defenderse -en caso de que sea necesario-, ya que poseen un sistema de defensa para misiles balísticos".

En general, indicó que la Casa Blanca está siguiendo "muy de cerca" el lanzamiento del satélite espacial, ya que no es la primera vez que el régimen comunista viola las resoluciones del Consejo de Seguridad en relación a su programa balístico.

Aunque el régimen de Corea del Norte asegura que sólo quiere poner el satélite en el espacio, varios países consideran que el lanzamiento es una prueba de tecnología de misiles de largo alcance, prohíbidos por las resoluciones de la ONU.

En vísperas de que comience el periodo marcado por Pyongyang, el ministro japonés de Defensa, Satoshi Morimoto, ordenó a las fuerzas de autodefensa del país que se preparen para destruir el cohete en caso de que amenace el territorio japonés.

Morimoto dio instrucciones de que si alguna de las partes del satélite atraviesan Japón se destruya el cohete por completo.

Corea del Norte ya realizó un lanzamiento similar el pasado mes de abril, pero el cohete apenas voló durante un corto tiempo antes de estrellarse en aguas de la península coreana. El régimen nunca ha lanzado con éxito un cohete de tres etapas, como el que prepara, pese a varios intentos desde el año 1998.

Aunque se desconoce la fecha exacta del próximo lanzamiento, se cree que podría coincidir con el primer aniversario de la muerte del exjefe norcoreano Kim Jong Il -el 17 de diciembre- o con las elecciones presidenciales en Corea del Sur -el 19 de diciembre-. —AGENCIAS.