resumen noticias

Salvadoreña intentó vender bebé en España

Quería abortar, pero mujer de Málaga le pidió que se lo diera

Martes, 4 de Diciembre de 2012

MÁLAGA. La Policía Nacional ha detenido en Málaga (España) a dos mujeres supuestamente involucradas en la venta de un bebé recién nacido. Una de las detenidas es salvadoreña, según publica elpaís.com.

Una de ellas fue sorprendida mientras trataba de sacar al niño del hospital Materno Infantil de Málaga. Las arrestadas son la madre biológica del pequeño, de 24 años, y otra mujer, de 33 años, que supuestamente pretendía criar al niño como propio.

La progenitora, no identificada, aún está ingresada en el hospital y la segunda ya ha pasado a disposición judicial.

El niño quedará bajo la tutela de los Servicios Sociales de la Junta de Andalucía, según adelantó el diario español.

Según los investigadores, la madre biológica del bebé, de nacionalidad salvadoreña y madre de otro niño, quiso abortar cuando supo que estaba embarazada. La otra arrestada, española, supuestamente la convenció de que continuara con la gestación y de que le entregara el niño. Después la llevó a Málaga desde Barcelona, donde residía.

El seguimiento del embarazo se hizo a nombre de la mujer española. Los investigadores han encontrado recetas de medicinas, como acelerantes del parto, expedidas a su nombre.

El nacimiento se produjo el pasado 30 de noviembre.

Pensaban tener el niño en casa, pero tuvieron complicaciones y terminaron avisando a las autoridades.

La madre biológica del pequeño ingresó con el nombre de la mujer que supuestamente lo iba a reconocer como suyo, pero en el hospital Materno de Málaga descubrieron que su identidad era falsa.

Según fuentes cercanas a la investigación, una tercera persona, amiga de la progenitora, alertó a los facultativos del engaño. El aviso activó el protocolo reglamentario e hizo que llamaran a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Al tiempo, un vigilante de seguridad observó que la otra mujer intentaba abandonar el hospital por una puerta trasera con el recién nacido en brazos.

El caso está en manos del juzgado de Instrucción número 3 de Málaga, que ayer se negó a facilitar dato alguno de la situación de las arrestadas. El Código Penal contempla penas de seis meses a dos años por suponer un parto o entregar un hijo a terceros para alterar o modificar su filiación, y eleva las condenas hasta cinco años en los casos en los que se entregue a cambio "de compensación económica". Los agentes tratan ahora de determinar qué tipo de pago habían pactado por el niño, quién es el padre del pequeño, o si hay más involucrados.