resumen noticias

Otro escándalo de corrupción en gobierno de Evo

La red de funcionarios le exigía 50 mil dólares al empresario estadounidense Jacob Ostreicher a cambio de favorecerle con la libertad.

Miércoles, 28 de Noviembre de 2012

LA PAZ. La captura de una red mafiosa de altos funcionarios con posibles nexos en la justicia que extorsionaba a procesados, ha puesto en entredicho la investigación judicial en contra de un empresario estadounidense que lleva 18 meses detenido sin acusación formal por sospechas de lavado de dinero.

Es el segundo escándalo mayúsculo de corrupción que sacude al Ministerio de Gobierno durante la presidencia de Evo Morales. En febrero de 2011, la DEA detuvo en Panamá al general René Sanabria, director de una unidad antidroga de ese ministerio, por exportar 144 kilos de cocaína a Estados Unidos.

La detención, el martes, del director jurídico Fernando Rivera y otras 7 personas ha sacado a luz una red de funcionarios que exigía 50 mil dólares al estadounidense Jacob Ostreicher a cambio de favorecerle con la libertad y que, además, vendió ilegalmente 18 toneladas de arroz, maquinaria agrícola y ganado decomisados al investigado, dijo ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Romero reveló a radio Erbol que el grupo, tras verse acorralado, ofreció "indulto presidencial" a Ostreicher para impedir que éste los acusara.

El empresario neoyorquino de 54 años llegó a Bolivia en 2008 para formar una sociedad e invertir en agricultura y ganadería en la región agroindustrial de Santa Cruz, pero se asoció con una colombiana que compró tierras de un narcotraficante brasileño extraditado a su país en 2010.

Ostreicher es investigado por lavado de dinero del narcotráfico. El sostiene que ha sido estafado por su socia y que los capitales que invirtió son limpios. Lleva 18 meses en un penal de Santa Cruz, 540 kilómetros al este de La Paz, sin que la fiscalía haya presentado hasta ahora una acusación formal. Sólo presentó una imputación preliminar. Desde hace una semana se encuentra en una clínica con síntomas del mal de párkinson y estrés acumulado.

El viceministro de Gobierno, Jorge Pérez, dijo ayer que Rivera y su grupo amenazaba con juicios y destituciones a fiscales y jueces si aceptaban el pedido de libertad que gestiona infructuosamente Ostreicher. En más de 20 ocasiones sus audiencias fueron suspendidas.

El juez Zenón Rodríguez le otorgó la libertad, pero a los seis días revocó su decisión alegando que no había valorado bien las pruebas. Ahora es investigado, dijo Romero.

Entre los detenidos está José Manuel Antezana, alto funcionario del Ministerio de la Presidencia, a quien se encontró 9,900 dólares, supuestamente parte de la venta ilegal de arroz. —AGENCIAS