Cohete cae cerca de Tel Aviv, aumentan muertos en Gaza

Dicha área metropolitana alberga a más de 3 millones de personas, más del 40 por ciento de la población del Estado judío

Agencia Reuters

Un cohete disparado desde la Franja de Gaza impactó el jueves cerca de Tel Aviv, en el primer ataque a la mayor ciudad de Israel en 20 años, lo que elevó la sensación de un inminente enfrentamiento militar entre los palestinos y el Estado judío y una invasión por tierra del enclave.

Más temprano el jueves, un proyectil disparado por el grupo palestino Hamas impactó un edificio israelí al norte de la Franja de Gaza, provocando las tres primeras víctimas fatales para Israel en el reciente brote de violencia. La cifra de muertos en Gaza subió a 15 el jueves desde el inicio de la operación militar del Estado judío.

En el segundo día de un asalto que según Israel podría durar muchos días y llevar a una invasión terrestre, sus aviones de combate bombardearon blancos dentro y alrededor de la Ciudad de Gaza, donde edificios altos se remecieron en medio de gruesas columnas de humo y polvo que se elevaban al cielo.

El repentino estallido de violencia, en el cual Israel lanzó un ataque aéreo que mató al jefe militar de Hamas, aviva las turbulencias en Oriente Medio, una región que se ha visto remecida por dos años de levantamientos populares y una guerra civil en Siria.

Aliados de los palestinos, incluyendo al presidente egipcio, Mohamed Mursi, han condenado el asalto israelí.

El primer ministro egipcio, Hisham Kandil, visitará Gaza el viernes en una demostración de apoyo al enclave, informó un funcionario. Israel dijo que la delegación no tendrá problemas.

El Estado judío dijo que sus ataques son en respuesta a las renovadas agresiones con misiles desde Gaza. Los bombardeos de Israel no han alcanzado el nivel de saturación previos a la última invasión a Gaza en 2008, pero funcionarios han dicho que un asalto terrestre sigue siendo una opción.

La policía israelí dijo que tres personas perecieron cuando un proyectil impactó un edificio de tres pisos en la localidad de Kiryat Malachi, situada unos 25 kilómetros al norte de Gaza. Se trata de los primeros fallecimientos de israelíes en el último brote de enfrentamientos armados entre ambos enemigos.

El sonido de las sirenas hicieron que los residentes de Tel Aviv buscaran donde refugiarse. El centro comercial de Israel no era atacado desde la Guerra del Golfo en 1991. Una fuente de seguridad dijo que el cohete impactó en el mar y residentes de la ciudad reportaron que se oyó una explosión.

El área metropolitana de Tel Aviv alberga a más de 3 millones de personas, más del 40 por ciento de la población del Estado judío.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que Hamas estaba cometiendo un doble crimen de guerra al disparar contra civiles israelíes y esconderse detrás de civiles palestinos.

"Espero que Hamas y las otras organizaciones terroristas en Gaza entiendan el mensaje", señaló. "Si no, Israel está listo para tomar cualquier acción necesaria para defender a nuestra gente".

El portavoz de Hamas Fawzi Barhoum dijo que Israel pagaría un alto precio por "esta guerra abierta que iniciaron".

Luego de observar impotente las revueltas de la Primavera Arabe, Israel quedó en el centro de una volátil región con una estructura política adversa.

"Los israelíes deben darse cuenta de que su agresión es inaceptable y sólo generará inestabilidad en la región. Esto tendrá un impacto grave y negativo en la seguridad de la región", dijo Mursi, aunque no había señales inmediatas de que El Cairo fuera a tomar acciones radicales.

Egipto es el vecino árabe más poderoso de Israel.

El nuevo conflicto será la mayor prueba al compromiso de Mursi sobre el tratado de paz que firmaron Egipto e Israel en 1979, el cual es considerado por Occidente como el fundamento de la frágil estabilidad de Oriente Medio.

Los Hermanos Musulmanes, que llevaron a Mursi al poder en una elección tras la caída del dictador Hosni Mubarak, ha hecho un llamado por un "día de furia" en las capitales árabes el viernes. La poderosa agrupación islámica es considerada como la mentora espiritual de Hamas.

MAS MUERTOS

La ofensiva comenzó el miércoles cuando un ataque aéreo israelí mató al comandante militar de Hamas Ahmed Al-Jaabari, tras lo cual el Estado judío bombardeó el enclave palestino por tierra, aire y mar.

Entre las 15 personas muertas en Gaza se incluye a Jaabari y a seis combatientes de Hamas, además de ocho civiles, entre ellos una mujer embarazada con gemelos, un bebé de 11 meses y tres niños, de acuerdo al Ministerio de Salud del territorio.

Médicos reportaron al menos 130 heridos.

En el funeral de Jaabari el jueves, seguidores dispararon al aire para celebrar la noticia de las muertes de israelíes.

Su cuerpo fue llevado a través de las calles envuelto en una sábana blanca manchada de sangre. Pero las figuras más importantes de Hamas no aparecieron, por temor a que Israel los tuviera en la mira.

El Ejército israelí dijo que 156 blancos impactaron en Gaza, 126 de ellos de lanzadores de cohetes. Indicó que 200 proyectiles han caído sobre el territorio del Estado judío desde el inicio de la operación, 135 de ellos desde la medianoche.

El Sistema de Intercepción de Misiles de Israel ha derribado hasta el momento 81 proyectiles lanzados desde Gaza en los primeros dos días de la Operación Pilares de Defensa, según informó el Ejército.

Pero uno de los cohetes causó muertes en la región de Negev, que ha sufrido ataques esporádicos con proyectiles palestinos desde Gaza en los últimos cinco años.

Puesto que espera más días de enfrentamientos, Israel advirtió a Hamas que todos sus hombres eran blancos posibles. Aviones de combate israelíes dejaron caer panfletos sobre Gaza diciéndoles a los residentes que mantuvieran distancia de los militantes y de las instalaciones del grupo palestino.

Estados Unidos condenó a Hamas, aislado por Occidente por considerarlo como un obstáculo para la paz por su negativa a renunciar a la violencia y reconocer el derecho de Israel a existir.

"No hay justificación para la violencia que Hamas y otras organizaciones terroristas emplean contra el pueblo de Israel", dijo Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sostuvo una reunión de emergencia tarde el miércoles para discutir la incursión israelí, aunque no tomó acciones.

Irán, declarado enemigo de Israel y que respalda y brinda armas a Hamas, condenó la ofensiva del Estado judío como "terrorismo organizado".

Los precios del petróleo subían el jueves ante la preocupación por un nuevo conflicto.


Ver mapa más grande