Aviación israelí mata a jefe militar de Hamas

Hamas promete vengar la muerte de su comandante

CIUDAD DE GAZA. Tras advertir con una "respuesta contundente" por los más de 140 misiles y cohetes disparados en los últimos días desde la Franja de Gaza contra el sur de Israel, la Fuerza Aérea de este país mató al jefe del 'brazo armado' del grupo islamista Hamas, Ahmad Jabary.

Fuentes palestinas informaron de que el coche en el que iba Jabary en la ciudad de Gaza fue alcanzado por un misil disparado por Israel que ha elevado el estado de alerta en las poblaciones fronterizas de Gaza ante la anunciada y amplia represalia de Hamas y las facciones armadas de la Franja.

Tanto Hamas como el ejército israelí han confirmado la muerte de Jabary, máximo responsable militar de Hamas y quien planeó, por ejemplo, de la operación que llevó a la captura del soldado Guilad Shalit en junio de 2006 y su cautiverio durante más de cinco años.

Asimismo, el ejército israelí ha anunciado que se trata de "una operación contra bases y militantes de los grupos terroristas en la Franja de Gaza" y ha difundido un video del ataque, según ha adelantado The Washington Post.

La muerte de Jabary se trata de un duro golpe para Hamas y ha provocado la conmoción inicial en el movimiento. Tanto Hamas como Yihad han elevado la alerta por el temor de más ataques israelíes y han advertido: "Es una declaración de guerra".

En la última hora se han producido más ataques aéreos de las fuerzas israelíes contra distintos puntos de Gaza.

El ministro de salud de Gaza dijo que 10 personas perecieron —incluidos dos niños—, mientras que los militares israelíes afirmaron que el ataque fue apenas el comienzo de una ofensiva más amplia.

Palestinos respondieron al ataque con más cohetes lanzados hacia Israel. Los militares israelíes informaron que su sistema de defensa Cúpula de Hierro interceptó 13 proyectiles enviados desde Gaza. La prensa israelí informó que los cohetes fueron derribados sobre la ciudad de Beersheba.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo que su país no podía tolerar que continuaran los ataques con cohetes contra sus ciudadanos. Agregó que las fuerzas castrenses estaban preparadas para ampliar la operación contra objetivos de Hamas en Gaza.

"Si surge la necesidad, los militares están preparados para expandir la operación. Seguiremos haciendo todo para proteger a nuestros ciudadanos", advirtió. Las fuerzas militares israelíes habían dicho antes que la operación podría escalar para incluir ataques terrestres.

Los militares israelíes informaron que sus aeronaves atacaron más de 20 instalaciones que servían como arsenales o plataformas de lanzamiento de cohetes. Entre las armas destruidas había cohetes capaces de alcanzar hasta 40 km dentro de territorio israelí.

La radio de Hamas emitió de inmediato llamamientos a tomar represalias y pequeños grupos también amenazaron con acciones en respuesta. El ala armada de Hamas sostuvo que el ataque israelí "abrió las puertas del infierno".

EE.UU. condenó ayer el disparo de cohetes desde Gaza contra Israel y subrayó el "derecho a defenderse" del Gobierno israelí. "Lamentamos la muerte y heridas de civiles israelíes y palestinos inocentes que ha causado la violencia", dijo el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Mark Toner.

La última operación a gran escala emprendida por Israel en Gaza, conocida como Plomo Fundido se llevó a cabo también en vísperas electorales, entre diciembre de 2008 y enero de 2009 y dejó 1,400 palestinos muertos y 13 israelíes. —AGENCIAS