Faltando horas, Obama y Romney siguen empatados

Arrecian las campañas en la recta final para la elección del martes 6 de noviembre

WASHINGTON. En el penúltimo día de la campaña hacia la Casa Blanca, el presidente de EE.UU. y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, y el aspirante republicano, Mitt Romney, seguían empatados ayer, según dos encuestas a escasas horas de las elecciones presidenciales.

Una encuesta publicada ayer por ABC News/ The Washington Post dice que ambos candidatos están empatados con un 48 % de apoyo popular.

Señala que por primera vez ambos candidatos están empatados incluso entre los votantes independientes, aquellos no registrados como republicanos, ni demócratas, con un 46 por ciento.

Romney saca siete puntos de ventaja a Obama entre los hombres, mientras que Obama obtiene una ventaja de seis entre las mujeres.

La valoración global de su gestión del Gobierno se ha situado en el 50 por ciento, frente al 48 por ciento que desaprueba su trabajo.

En materia económica, Romney continúa liderando con tres puntos de ventaja, con el 49%, aunque el 50% considera que Obama entiende mejor los problemas económicos que enfrentan los estadounidenses frente al 44% que cree que su rival.

La encuesta fue realizada entre el 30 de octubre y el 2 de noviembre y tiene un margen de error de 3 puntos porcentuales.

También ayer, la página web RealClearPolitics, que promedia encuestas, también los tenía cabeza a cabeza, aunque Obama parece conservar una mínima ventaja en estados cruciales.

En otra encuesta, de Reuters/Ipsos publicada ayer, de los 3.805 posibles votantes encuestados a nivel nacional, un 48% dijo que favorecerá al demócrata Obama, mientras que un 47% dijo que votará por Romney, un ex gobernador de Massachusetts.

Obama y Romney han estado virtualmente empatados en los sondeos durante semanas. El fin de semana, ambos realizaban sus eventos finales de campaña en unos pocos estados cruciales, esperando ganar a un cada vez menor número de votantes indecisos y alentar a sus partidarios a acudir a las urnas.

El intervalo de credibilidad del sondeo fue de más o menos 3.4 puntos porcentuales para posibles votantes.

Por otra parte, al cierre de esta edición, una encuesta situaba a Obama por delante de Romney en Ohio y Florida, dos de los estados más disputados.

Según la encuesta de la cadena NBC y el diario The Wall Street Journal, Obama tendría 51% de intención de voto en Ohio, por delante del 45% de su contrincante republicano, Mitt Romney. En Florida, el presidente contaría con 49% de los apoyos, frente al 47% que respaldaría a Romney, citaron agencias internacionales.

Una victoria en ambos estados prácticamente aseguraría la revalidación del cargo a Barack Obama. En el resto del país, las encuestas pronostican un empate técnico.

Peleando codo a codo cada voto posible entre aquellos pocos que aún no están decididos y, principalmente, incentivando a que la gente no deje de ir a las urnas, el día de la elección Obama habrá recorrido en los últimos tres días una maratónica carrera por ocho estados claves, mientras que Romney habrá visitado otros seis.

Es que estas elecciones dejaron de ser nacionales para estar únicamente dedicadas a los nueve estados conocidos como "swing states" (estados cambiantes o indecisos) que por tener una composición dividida respecto de sus apoyos a los partidos, serán los que definan al nuevo presidente.

Carolina del Norte, Colorado, Florida, Iowa, Nevada, New Hampshire, Virginia, Wisconsin, son este año los territorios en la mira, con Ohio como el estado estrella que los candidatos están disputando centímetro a centímetro. —AGENCIAS.