Obama y Romney pelean el último round por la Casa Blanca

Ambos llegan empatados uno a uno en debates. También están empatados en encuestas

El candidato presidencial republicano Mitt Romney habla con su directora de comunicaciones, Gail Gitcho, antes de un partido de fútbol americano entre los periodistas que cubren al exgobernador de Massachusetts y su equipo de campaña, en Delray Beach, Florida. foto edh / reuters

WASHINGTON. El presidente Barack Obama y el candidato presidencial republicano Mitt Romney se verán las caras hoy por última vez en Florida, antes de que los estadounidenses acudan a las urnas a definir una contienda que va sumamente pareja.

El debate en Boca Ratón dará a ambos aspirantes la última oportunidad para apelar directamente por el voto, que a 16 días de la elección parece dividido, avivando la incertidumbre en ambos campos de campaña.

Aunque Romney ha mantenido el repunte que registró después del primer encuentro en Denver tres semanas atrás, la mayoría de los sondeos de opinión apunta a una contienda cerrada.

Empero el republicano parece ser quien ha ganado terreno, particularmente entre las mujeres, segmento del electorado que por tradición ha favorecido a los demócratas.

Si bien la mayoría de las mujeres continúan apoyando a Obama, Romney ha podido acortar la brecha gracias a su desempeño en los debates, en los que ha sido percibido por un mayor número de éstas como el candidato con las ideas necesarias para colocar al país en la ruta correcta.

El encuentro de hoy en la Universidad Lyn empero se distanciará de los temas domésticos, que serán los que tendrán en mente los electores el día de los comicios, el 6 de noviembre, para ocuparse de la política exterior.

Aunque las credenciales del mandatario en este frente lo hacen ver como un favorito para imponerse a su rival, los eventos del pasado 11 de septiembre en Libia podrían complicar su actuación.

La respuesta inicial del gobierno al ataque contra el consulado general en la ciudad de Bengasi donde murieron el embajador Chris Stevens y otros tres empleados diplomáticos ha dado munición a los republicanos y a Romney para tratar de socavar dichas credenciales.

El expresidente de la Cámara de Representantes, el republicano Newt Gingrich, consideró este domingo que Obama tendrá un difícil momento el lunes en Florida para defender la actuación de su administración frente a los sucesos de Libia.

"Si no podemos saber qué sucedió en un país que ayudamos a liberar, por qué entonces podríamos pensar que sabemos lo que está pasando con el programa nuclear de Irán?", cuestionó Gingrich en el programa "State of the Union" de la cadena CNN.

Según el diario The Wall Street Journal, Florida es esencial para ambos candidatos. "Si Obama captura los votos del colegio electoral de ese estado, probablemente ganará la elección. Si Romney pierde, probablemente tendrá una difícil batalla en los otros estados clave, incluyendo Wisconsin, donde los republicanos no han ganado en una elección presidencial en años", escribió el periódico.

Por otro lado, un sondeo realizado entre los latinos reveló que la brecha entre el exgobernador y el mandatario se ha reducido en 6.5 puntos porcentuales. La encuesta realizada por el profesor Eduardo Gamarra de la Universidad Internacional de Florida y la consultora Newlink Group, reveló que Obama tiene el respaldo del 50.7% de los votantes latinos en Florida, mientras que Romney un 44.2%.

En la encuesta nacional y en la de Florida, los votantes cubanos le dieron calificaciones bajas a Obama en el manejo de la economía, la inmigración y la política internacional, mientras que los votantes puertorriqueños y dominicanos dijeron lo opuesto.

Según Gamarra, el respaldo que los cubanos le dan Romney se explica por su política exterior hacia Cuba y porque el grupo tiene valores más conservadores que otros hispanos en temas como el aborto y el matrimonio homosexual. —AGENCIAS.