Recapturan a dos reos que se fugaron

Colaboración de ciudadanos fue determinante para que la Policía localizara a los prófugos y los arrestaran

A los supuestos pandilleros recapturados los llevaron de nuevo a la Policía de Lourdes, Colón. Foto EDH / cortesía PNC

La colaboración de los ciudadanos fue determinante para que la Policía recaptura a dos de los seis pandilleros que se fugaron el 30 de julio pasado de las bartolinas de la Policía en Lourdes Colón, La Libertad.

Se trata de Edenilson Alexander Mejía Barahona, conocido como El Triste; y Nelson Arnoldo Menjívar Castellanos, apodado Anticristo o Mocho.

La recaptura de este último se registró en la colonia Palos Grandes, en Lourdes, Colón.

Al momento de ser intervenido por la Policía, Menjívar Castellanos andaba con un revólver calibre 38, el cual no está legalizado. Sin embargo, el recapturado no opuso resistencia al momento de ser arrestado.

Por otra parte, Mejía Barahona fue capturado en la colonia San Francisco, siempre en la misma jurisdicción. Éste último es procesado en los tribunales de justicia por los asesinatos de dos personas registrados en el cantón El Chaparral, en Colón.

Menjívar Castellanos es procesado por tráfico de drogas, según la Policía.

La madrugada del 30 de julio pasado, seis supuestos pandilleros de la mara 18 que guardaban prisión en la delegación policial de Lourdes, rompieron las celdas, aparentemente con sierras, donde estaban recluidos y luego escaparon por la parte de atrás del recinto policial.

Mejía Barahona y Menjívar Castellanos junto a Douglas Alexis Flores Pérez, René Antonio Urbano García, Jairo Brayan Avilés Franco, y Cristián David García Henríquez lograron burlar la seguridad de la Policía.

Los últimos cuatro todavía siguen prófugos, por lo que las autoridades policiales siguen en su búsqueda, sin que hasta el momento se tenga pistas de los mismos.

El jefe de la delegación de Policía, subcomisionado Miguel Vallecillos, reconoció la cooperación de la población en el sentido de haber proporcionado los sitios donde se movilizaban y donde se refugiaban de las autoridades policiales.

Todavía faltan por recapturar a otros siete reclusos que se escaparon a principios de agosto de la delegación de Policía en San Vicente y de un puesto policial de la colonia El Cenizal de San Marcos.