Armas entregadas por pandilleros han sido usadas en homicidios

Laboratorio de la Policía estableció que el 75 por ciento del armamento todavía puede ser utilizado

Las pandillas han entregado 482 armas de fuego, entre largas y cortas, en eventos realizados en sitios públicos. Foto EDH / Archivo

Un informe del laboratorio técnico científico de la Policía revela que de las 482 armas de fuego entregadas por los pandilleros, 358 todavía pueden ser usadas; mientras que 86 se encuentran inservibles.

En el informe, al cual tuvo acceso El Diario de Hoy, se establece que la mayoría del armamento entregado por las pandillas se encuentra en buen estado por lo que todavía se puede disparar con el mismo.

En la primera entrega de armas, los pandilleros depositaron 78, en la segunda 261 y en la tercera proporcionaron 143 para un total de 482.

"Nosotros hemos hecho un análisis del funcionamiento de las armas y hemos determinado que el 75 por ciento funcionan o sea pueden disparar", dijo el director de la Policía, Rigoberto Pleités, al confirmar los resultados de los análisis realizados a las armas proporcionadas por los pandilleros.

"Es difícil entender un arma que puede ser usada esté en manos de alguien que no le dé el mantenimiento correspondiente a una que esté en condiciones óptimas, eso es lo que se esta valorando", dijo Pleités.

Agregó que las pruebas de balística para determinar si han sido usadas en hechos delictivos, en su mayoría en homicidios, todavía no han concluido.

Sin embargo, los primeros análisis establecieron que algunas de esas armas habían sido usadas en ocho casos de homicidio, aunque el informe no revela cuántos asesinatos corresponden a esos casos.

El informe preliminar detalla que a 256 de las armas les encontraron residuos de haber sido disparadas y las cuales corresponden al segundo lote entregado.

Al armamento de la primera entrega no le hicieron este tipo de pruebas porque las autoridades no lo solicitaron y las armas de la tercera entrega todavía están pendientes de ser analizados para ese fin.

Los estudios técnicos revelaron que 154 de las armas tienen los números de serie originales; mientras que 108 tenían los números de serie alterados. Lo anterior corresponde solo a las pruebas hechas a 262 armas del primero y segundo lote proporcionados por las pandillas.

Se descubrió que 14 de ese armamento era artesanal por lo que no se les pudo verificar los números de serie porque no tienen.

De la totalidad de armas entregadas, 164 son escopetas, 33 fusiles de diferente calibre, 108 pistolas, 111 revólveres, 10 subametralladoras, 40 carabinas, 15 armas artesanales y un fusil de aire comprimido que no es considerado arma de fuego.

Perdomo: "No hay que especular"

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, dijo ayer que antes de especular sobre el funcionamiento o no de las armas hay que esperar los resultados finales de los análisis del laboratorio de la Policía.

Explicó que se tiene que esperar los resultados de los estudios, una vez que se prueba que están funcionando, se realiza el otro tipo de pruebas o experticias para establecer si han sido utilizadas en algún hecho delictivo.

"A mí preguntaron con relación a un informe que había dado una agencia extranjera. Ahora nosotros nos estamos basando en un estudio que está realizando la Policía, posteriormente la Fiscalía y en el momento en que eso este terminado eso se va dar al público", dijo Perdomo.

El fiscal general, Luis Martínez, dijo que ha solicitado al fiscal a cargo de esa investigación que " me haga el inventario de la cantidad de armas, el estado de las mismas, y cuáles o no han sido utilizadas en hechos criminales". Agregó que aparentemente los pandilleros entregaron las armas "inservibles o hechizas".