Sala denuncia intento de parar caso de Padilla

Ordena a jueces de lo Contencioso que no tramiten demanda contra ellos

Magistrados Rodolfo González, Belarmino Jaime y Sidney Blanco, quienes firmaron la advertencia a la Sala de lo Contencioso.

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema neutralizaron ayer un intento de separarlos de sus cargos por medio de la tramitación de un recurso en la Sala de lo Contencioso-Administrativo.

El Tribunal Constitucional previno a sus colegas de que no deben seguir con el proceso, cuyo impulsor revela que lo que busca es impedir que el presidente de la Corte y de la misma Sala, José Salomón Padilla, sea destituido del cargo.

La elección de este último ha sido impugnada y llevada a juicio por dos ciudadanos que cuestionan la independencia del funcionario porque, según documentan, él ha admitido sus vínculos con el gobernante partido FMLN.

"Ordénase a la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia que se abstenga de inmediato de continuar tramitando el proceso promovido por el señor Juan Martínez Hernández, referido en esta resolución, así como de adoptar cualquier decisión encaminada a cesar, separar o inhabilitar a cualquier título, provisional o definitivo, a los integrantes de esta Sala, propietarios y suplentes, para el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales…", dice la resolución emitida ayer por el máximo organismo judicial.

El Tribunal Constitucional ordenó a sus colegas que se abstengan de tramitar el proceso que busca desintegrarlo y les advirtió que si no lo acatan recurrirá a los poderes que le da la ley para que se cumpla la disposición.

"El no acatamiento de esta medida cautelar habilitará a que esta Sala haga uso de los mecanismos de control correspondientes para asegurar el normal funcionamiento de su potestad jurisdiccional y la eficacia de las resoluciones que adopte al ejercerla", dice el documento que fue notificado ayer por la mañana a los de lo Contencioso, el tribunal que dirime querellas entre ciudadanos y el Estado.

En su prevención, los magistrados constitucionalistas reseñan que fueron informados de que la Sala de lo Contencioso había recibido la demanda el miércoles anterior, justo cuando ellos emitieron la resolución de someter a juicio la elección del magistrado Padilla.

A la inversa, en el caso contra ellos, el demandante Juan Martínez Hernández pide a la Sala de lo Contencioso que "declare la ilegalidad y la nulidad de pleno derecho" del decreto legislativo mediante el cual los constitucionalistas fueron nombrados en 2009.

La demanda es contra los magistrados Edward Sidney Blanco Reyes, Florentín Meléndez Padilla, María Luz Regalado, José Belarmino Jaime y Rodolfo Ernesto González Bonilla, así como a los suplentes Francisco Eliseo Ortiz Ruiz, Ovidio Bonilla Flores, Celina Escolán Suay, Ricardo Rodrigo Suárez Fischnaler y Sonia Dinora Barillas de Segovia.

Pelea por Padilla

En el recurso, el demandante se queja de varias decisiones de la Sala de lo Constitucional, entre ellas anular las elecciones de magistrados de la Corte de 2006 y 2012 y de titulares de la Corte de Cuentas más recientes.

Específicamente Martínez Hernández le pide a los de lo Contencioso que "suspenda del ejercicio de funciones a estos Magistrados Ilegítimos".

Para él, entre los "objetivos próximos" de la Sala de lo Constitucional está "destituir al actual presidente de la Corte Suprema de Justicia provocando una acefalía en el Órgano Judicial, lo cual por el bien general y el interés público no debe suceder".

En el proceso que le sigue a la elección de Padilla, la Sala ha advertido que podría tomar medidas cautelares, que incluso podrían derivar en el congelamiento del nombramiento del funcionario.

Ante la amenaza de que puedan separarlos de sus cargos para no seguir juzgando la elección de Padilla, los magistrados constitucionalistas advierten que un hecho como ese sería "una patente infracción" para interferir o incidir en un proceso que se sigue, lo que está prohibido por la Constitución.

Los magistrados agregan que la finalidad de un acto como ese sería evitar que actúen con independencia al momento de juzgar el caso mencionado, "con el propósito objetivo de impedir una resolución independiente e imparcial".

".... se advierte que la intención es separar inmediatamente a los jueces constitucionales e impedir que se continúe conociendo de los procesos de inconstitucionalidad" contra la elección de Padilla, dice la resolución.

Para los jueces constitucionalistas, el derecho de Martínez Hernández a que su pretensión sea conocida y resuelta por la Sala de lo Contencioso Administrativo no puede ser ejercido hasta el punto de interferir, anular o enervar la eficacia de otros principios constitucionales.

"Una pretensión dirigida a apartar de sus funciones jurisdiccionales a una cantidad tal de magistrados que resulte en una desintegración de la Sala de lo Constitucional y que, por tanto, prive al Estado salvadoreño de la función de contrapeso frente al poder que le corresponde a este Tribunal, no puede ser tramitada ni mucho menos estimada, ya sea cautelar o definitivamente", enfatizan los magistrados.

Los magistrados propietarios de la Sala de lo Contencioso Administrativo Evelyn Roxana Núñez Franco, Lolly Claros de Ayala, Elsy Dueñas de Avilés y José Roberto Argueta Manzano han expresado su intención de abstenerse de tramitar la demanda contra la Sala de lo Constitucional, pero ésta emitió la resolución por si hay un cambio de opinión o por si lo quieren seguir haciendo los suplentes de aquéllos, explicó una fuente judicial.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.