EE.UU. advierte a estadounidenses por robos en autopista a Comalapa

PNC aseguró ayer que ha incrementado los patrullajes

La autopista hacia el aeropuerto internacional de El Salvador, en Comalapa, se ha convertido en un lugar de riesgo para la población por los continuos robos y asaltos a vehículos particulares en esa carretera. Foto EDH / Archivo.

Ante la racha de asaltos que se han registrado en las últimas semanas en la carretera al Aeropuerto Internacional de El Salvador, la embajada de Estados Unidos acreditada en el país alertó a sus ciudadanos a tomar precauciones para evitar ser víctimas del hampa.

La sede diplomática, a través de un comunicado difundido en su página electrónica, con fecha 12 de julio, exhorta a sus conciudadanos que viajan, residen o trabajan en El Salvador a que transiten por esa arteria solo de día y les aconseja no detenerse en el trayecto.

Hasta ayer por la tarde, la Policía Nacional Civil (PNC), a través de un comunicado, informó que la Subdirección de Tránsito Terrestre y soldados de la Fuerza Armada han incrementado los patrullajes en dicha autopista a raíz de la denuncia diplomática.

El pasado 7 de julio El Diario de Hoy publicó un artículo en el que se expone, con casos documentados por la s autoridades, la forma como los ladrones someten a conductores y pasajeros que usan esa vía.

Entre las víctimas de un atraco reciente hay una docena de empleados de una aerolínea, quienes viajaban en un microbús de transporte de personal y fueron asaltados por varios sujetos en el kilómetro 22, en Santo Tomás.

Fuentes policiales informaron que, alrededor de las 7:00 de la noche, del 4 de junio anterior, los hampones viajaban en un pick up y colisionaron a propósito con el microbús de reparto de empleados.

Cuando el chofer se bajó de la unidad a verificar los daños, los ladrones también salieron del automotor, abordaron el microbús de los empleados y a punta de armas despojaron a las víctimas de sus pertenencias. La Policía solo reportó pérdidas materiales.

Algunos de los afectados relataron que no solo perdieron sus prendas de valor, sino que el atraco les generó contratiempos para hacer su trabajo, pues les quitaron sus documentos de uso diario como pasaportes y carnés de identidad.

Mientras los afectados reponían sus documentos personales, la empresa aérea que los tiene contratados tuvo que reorganizar de emergencia los turnos de trabajo de sus tripulantes de cabina, a fin de no cancelar vuelos, pues las víctimas, sin documentos personales, no pueden viajar.

En el comunicado emitido ayer por la embajada de Estados Unidos hace referencia a este caso y exhorta a sus ciudadanos a "mantener un sentido de conciencia situacional".

Tres días después de que los empleados de la aerolínea fueran asaltados, el pasajero de un autobús de la ruta 302, que circula entre San Salvador y Usulután, mató a balazos a dos asaltantes e hirió a otro para frustrar un robo.

Al momento del incidente, el bus pasaba por el kilómetro 27 de la carretera al aeropuerto, en Olocuilta, La Paz.

Dos semanas después, tres personas fueron arrestadas cuando robaban pertenencias a usuarios de un microbús de la ruta A-1, que hace su recorrido entre Olocuilta y San Salvador.

PNC minimiza problema

Aunque en el comunicado emitido ayer por la PNC señala que se han fortalecido los patrullajes a lo largo de la autopista que conduce hacia la terminal aérea y la zona paracentral y oriental del país, agrega que "los hechos delictivos en esta zona no son recurrentes, ya que en lo que va del año solamente se contabilizan tres incidentes".

Sin embargo, semanas atrás, los mismos empleados de la corporación admitieron a El Diario de Hoy que hay una cantidad incalculable de robos en la autopista a Comalapa, pero son los que dejan víctimas mortales o lesionados los que, algunas veces, son del conocimiento de los medios de comunicación.

Las fuentes consultadas reconocieron que pueden ocurrir casos similares, pero no llegan a oídos de las autoridades porque las víctimas prefieren no denunciarlos.

Según las autoridades, en varios asaltos registrados en unidades de transporte colectivo que circulan por la referida arteria han estado involucrados pandilleros que habitan en colonias de la zona.

Esta es la segunda vez en lo que va del año que Estados Unidos alerta a sus ciudadanos sobre la situación de inseguridad en El Salvador.

En enero pasado, el Departamento de Estado advirtió a sus habitantes no viajar al país porque "el crimen y la violencia son problemas graves" en toda la nación.