Muere mujer al quedar en fuego cruzado

Víctima regresaba de dejar a su hijo en una escuela. Es el tercer ataque cometido en la zona esta semana

Evelyn Pérez murió en la línea que divide zona dominada por las maras. Foto EDH / Jaime Anaya

Evelyn Elizabeth Pérez Vásquez, de 27 años, se despidió ayer por la tarde de su hijo cuando lo llevó a la escuela y cuando retornaba a la casa murió al quedar en medio de un tiroteo protagonizado por pandilleros de la mara Salvatrucha y del barrio 18.

El homicidio ocurrió alrededor de las 2:30 p.m. en la línea férrea de la comunidad La Labor II, de la colonia Santa Marta, en el barrio San Jacinto, al sur de San Salvador.

Mauricio Arriaza Chicas, jefe policial de la región metropolitana, señaló que en el atentado también resultaron heridas dos personas que pertenecerían a la mara Salvatrucha. Ambas fueron llevadas al hospital Rosales por personas particulares y su estado de salud es estable.

El delegado policial descartó que el ataque estuviera dirigido a Pérez Vásquez, quien, según se supo, se ganaba la vida como vendedora.

Las autoridades manifestaron que el ataque de ayer es el tercero que ocurre en la semana en la comunidad La Labor II, pues los pandilleros se están disputando territorios.

Matan a vigilante para robarle su arma

Un sujeto asesinó, ayer, en Apopa a Domingo Rivas Hernández, de 56 años, quien laboraba como vigilante para una empresa distribuidora de lácteos.

El homicidio ocurrió a las 11:30 a.m., dentro de un comedor situado en la colonia Madre Tierra, cuando la víctima almorzaba.

Fuentes de la Policía informaron que el delincuente llegó al negocio fingiendo ser cliente y segundos después le disparó al hombre y le robó la escopeta que portaba.

La víctima fue llevada hacia la sede de Cruz Roja de Apopa, donde más tarde murió. Una empleada del lugar aseguró que el vigilante tenía una herida de bala en el abdomen.

Testigos del hecho dijeron a las autoridades que el homicida corrió rumbo a la colonia Tierra Nuestra, donde lo esperaba otro hombre en un carro tipo sedán, color blanco. Agregaron que uno vestía camisa negra y el otro un suéter gris.

Hasta las 6:00 p.m., la Policía sostuvo que no los había localizado, pese a que instaló varios retenes en el municipio.

En otro hecho, las autoridades informaron que ayer murió en el hospital Rosales un hombre que fue herido de bala la tarde del jueves, en la comunidad Las Conchas, en el límite entre los municipios de San Salvador y San Marcos.

Ese día, las autoridades informaron que la víctima, quien no fue identificada, fue atacada por un sujeto que le asestó tres balazos.

Las autoridades dijeron no tener claras las razones por las que fue ultimado, tampoco hubo capturas por el caso.

Hace dos semanas, en esa misma comunidad fue ultimado por cuatro sujetos Ricardo Meléndez, de 16 años. La Policía dijo que el adolescente estudiaba en una escuela de la localidad y atribuyó el asesinato a miembros de pandillas.

Alza de homicidios

En mayo las autoridades registraron un leve aumento de asesinatos con respecto al mismo período del año pasado.

En 30 días de mayo, 170 personas perecieron en hechos violentos, lo que significa que hubo un promedio de seis asesinatos por día, según las estadísticas de la Policía.

En el mismo periodo del año pasado se registraron 166 asesinatos, es decir cuatro menos que los reportados en mayo de este año.

Las autoridades informaron que en los primeros 15 días del mes que recién finaliza hubo un repunte de hechos sangrientos, al grado que en ese lapso se llegaron a cometer entre ocho y 12 asesinatos diarios, cuando en meses anteriores, el promedio era de 5.

Además, el informe de la Policía detalla que 862 personas perdieron la vida en hechos delincuenciales, entre el 1 de enero y el 30 de mayo, lo que refleja 529 asesinatos menos que en el mismo período del año pasado en el que la institución registró 1,391 muertes violentas. Las autoridades policiales han asegurado que las pandillas siguen siendo las principales responsables de la violencia que azota al país por distintas motivaciones, pese a que en marzo de 2012, los cabecillas de estos grupos se comprometieron a reducir los asesinatos.

El nuevo ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Perdomo, dijo que el presidente Mauricio Funes le encomendó reducir los homicidios en el país.