Perdomo: no sabíamos que los reos saldrían a entrevista de televisión

Perdomo dijo que queda terminantemente prohibida toda salida de reos, conferencias en prisiones y todo tipo de privilegios a los reclusos

Carlos Mujica, (a) El Viejo Lin, de la pandilla 18 (derecha), y Arístides Umanzor, (a) El Sirra, de la MS, durante un culto-entrevista en el Tabernáculo Bíblico Bautista. Foto Cortesía TCS

Autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública lamentaron ayer que los cabecillas de pandillas Dionisio Arístides Umanzor, (a) El Sirra, de la mara Salvatrucha, y Carlos Ernesto Mujica Lechuga, (a) Viejo Lin, de la 18, hayan sido autorizados a salir de sus prisiones para ser los protagonistas de una entrevista en el Canal 17 de televisión.

Ambos fueron entrevistados por el pastor Edgar López Bertrand Jr. en las instalaciones del Tabernáculo Bíblico Bautista, desde donde se transmitió en vivo la entrevista por televisión.

"No fuimos informados correctamente sobre lo que había ocurrido. Lamentamos que se haya dado esa situación, que fue organizada para desarrollarse ayer (miércoles por la noche)", afirmó el recién nombrado ministro del ramo, Ricardo Perdomo.

El funcionario explicó que el miércoles por la mañana, en su segundo día en el cargo y en reunión sostenida con funcionarios de su cartera, fue enfático en ordenar que se cancelaba una conferencia de prensa que pandilleros habían organizado en el penal La Esperanza (conocido como Mariona), al igual que toda exposición mediática con fines publicitarios que tuvieran los reclusos.

No obstante, esa orden no fue acatada y por lo acontecido decidió destituir ayer por la tarde a Nelson Rauda, titular de la Dirección General de Centros Penales (ver nota en página 4).

El viceministro Douglas Moreno, quien admitió haber autorizado que los dos internos participaran de la entrevista en un culto religioso, argumentó que fue "mal informado" y que él entendió que la actividad religiosa y la entrevista televisiva sería dentro de la prisión y no fuera de ella.

"Se había pactado que la actividad se realizaría dentro del penal bajo una visión cultural, religiosa y reflexiva (...) Fuimos mal informados de la estructura en la que se desarrolló esa entrevista, pero asumo ese costo", reconoció Moreno.

El Reglamento de la Ley Penitenciaria establece que para que un prisionero que cumple una condena pueda salir de una prisión con permiso especial, antes debe ser evaluado por un Equipo Técnico Criminológico.

Inclusive, de ser necesario, también por el Consejo Criminológico, y finalmente contar con autorización de un Juez de Vigilancia Penitenciaria.

En una entrevista en Canal 33 del miércoles anterior, el ahora exdirector de Centros Penales afirmó que la Ley no lo obligaba a contar con autorización de un juez para conceder un permiso especial.

"Tendría desbordado el trabajo de los jueces de Vigilancia Penitenciaria, si por cada traslado debiera contar con su autorización como, por ejemplo, (traslados) de Mariona a Apanteos. Son atribuciones administrativas que tiene Centros Penales", argumentó Rauda.

Además justificó que los permisos que brindan a estos reos es porque son facilitadores del proceso de paz entre pandillas, pero con la condición de que finalizado el evento regresan al penal nuevamente.

En el caso de Mujica Lechuga y Umanzor, ni Perdomo ni Moreno aclararon la jerarquía de mando que finalmente autorizó sus permisos de salida.

No obstante la destitución de Rauda, Perdomo afirmó que ha ordenado una investigación para deducir responsabilidades que luego le permitan imponer las respectivas sanciones a los involucrados.

El Fiscal General de la República, Luis Martínez, ha invitado a su despacho al ministro y a los jueces de Vigilancia Penitenciaria para que le rindan hoy cuentas sobre estos hechos, en el marco de una investigación para la cual giró instrucciones un par de horas después de la entrevista transmitida por el referido canal evangélico.

Fuentes judiciales manifestaron ayer que ningún juez de Vigilancia autorizó la salida de los pandilleros (ver nota aparte).

No es la primera vez que los reos salen

El Sirra y el Viejo Lin han podido, en los últimos meses, moverse de cárcel en cárcel y trasladarse hasta zonas que han sido declaradas "libres de violencia", en el marco de la tregua entre pandillas.

Muchas otras se han movido de sus celdas a ofrecer conferencias de prensa.

La población ha cuestionado, a través de sus mensajes en redes sociales, y según dicen les consta, que hay reos que han gozado de permisos especiales, como salir a dormir a sus casas con vehículo y custodios de centros penales. Aseguran haberlos visto (mensajes ver página 6).

Perdomo no negó los privilegios y más bien advirtió que este tipo de concesiones terminará con su gestión: "Desde mi segundo día de gestión he dicho que ese tipo de privilegios y concesiones se han terminado y vamos a ser estrictamente respetuosos de la ley penitenciaria", subrayó.

"Aquellas cosas que, dentro de la Ley, debemos mejorar, lo vamos a hacer", como mejorar las condiciones de vida de los privados de libertad, porque también es uno de los objetivos de este Gobierno, argumentó el nuevo funcionario

Finalmente, dijo que no teme que las nuevas directrices del Ministerio de Justicia y Seguridad vayan a poner en riesgo la tregua que han pactado la pandilla 18 y la mara Salvatrucha y con ello la reducción de los homicidios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.