resumen noticias

Puntos fronterizos en la mira de tratantes en C.A.

Seis de cada 10 jóvenes, en esos sitios, desconocen el fenómeno

Jaime López sucesos@eldiariodehoy.com Jueves, 16 de Mayo de 2013

Investigaciones de organismos nacional e internacional que trabajan en el tema de trata de personas revelan que niños y jóvenes que residen en las zonas fronterizas de Centroamérica podrían ser víctimas de las redes criminales de tratantes.

Los estudios determinaron que el 60 por ciento de los jóvenes en sitios fronterizos desconocía las trampas como el engaño o rapto para perpetrarse la trata.

Este desconocimiento es la principal debilidad de las víctimas y del cual sacan ventajas las redes delincuenciales.

La trata de personas se manifiesta como explotación sexual comercial, trabajo forzado, matrimonio y adopciones fraudulentas.

Para alertar del flagelo, el Consejo Nacional Contra la Trata de Personas y la Coalición sobre la Trata de Personas con apoyo de ECPAT/Guatemala y el Banco Interamericano de Desarrollo realizan una campaña en radio y televisión, así como en otros medios visuales para "fortalecer la información y sensibilización sobre el delito en sus diversas modalidades".

La campaña se denomina "Los caminos de la vida no son siempre los que imaginas".

Los spot publicitarios hacen hincapié en la situación de necesidad que vive la juventud en Centroamérica y, en contrapartida, las redes de tratantes les ofrecen mejores oportunidades económicas sin mayores esfuerzos.

Además, la campaña advierte sobre los peligros que corren los jóvenes al buscar mejores oportunidades de vida en otros países".

La campaña, que durará dos meses, será patrocinada por medios radiofónicos y televisivos a nivel nacional y centroamericanos.

La estrategia de comunicación es fruto de una investigación realizada en el primer semestre de 2012 por la Coalición Regional contra la Trata de Personas con apoyo de ECPAT/Guatemala y el BID.

La indagación abarcó una población de 1,984 jóvenes, entre los 16 y los 30 años, que habitan en las cinco fronteras del istmo y aquellos que van de tránsito.

La secretaria del Consejo Nacional de Trata de Personas, Fátima Ortiz, afirmó que la investigación en El Salvador fue hecha en la frontera de Las Chinamas.

El 60.6 % de los jóvenes que reside en puntos fronterizos viaja a otros países por sus propios medios económicos.

Además, el estudio reveló que estos viajes son organizados con desconocidos, afirmó William Ross, de la agencia productora de los mensajes.

"Cuando se habla de la trata de personas, casi siempre nos remitimos a la explotación sexual comercial, pero hay varias modalidades como explotación laboral y servidumbre", manifestó Ross.

Algunos personas son contratadas para realizar trabajos agrícolas o son reclutadas para realizar trabajos domésticos y no les pagan.

Los tratantes despojan de sus documentos a las víctimas, las mantienen cautivas y les hacen ver como culpables para evitar denuncias.