PNC debe $2.5 millones a proveedores de servicios

Datos revelados por el diputado por ARENA, Enrique Valdés, en la página web de ese partido. Ministro de Seguridad, David Munguía Payés, confirma deuda pero no informa sobre las cifras

Fachada de la delegación Centro de la Policía en San Salvador, cuyo edificio es arrendado por la corporación. Foto EDH / Archivo.

La Policía Nacional Civil (PNC) tiene una deuda de dos millones 550 mil dólares con sus proveedores y con los propietarios de inmuebles que son utilizados para el funcionamiento de las delegaciones, subdelegaciones, puestos y oficinas policiales.

La denuncia fue hecha por el diputado por el partido ARENA, Enrique Valdés, en el sitio web del referido instituto político, http://www.arena.org.sv/noticias/39-gral/518-gobierno-apuesta-por-consolidar-fabrica-de-desempleo.html.

Valdés asegura en su artículo que la actual administración de la Policía les adeuda 1.9 millones de dólares a los dueños de los 370 casas y edificios utilizados para el funcionamiento de delegaciones, divisiones, oficinas y puestos policiales en todo el país.

Algunos de los afectados aseguran que la Policía les debe entre tres y seis meses de arrendamiento de los inmuebles. La corporación policial tiene presupuestado la inversión de 354 mil 471 dólares mensuales para el pago de los alquileres de las casas y edificios que usan para puestos y oficinas policiales.

A la deuda de los arrendamientos de los inmuebles se le suman los 650 mil dólares que la corporación tiene con varias empresas por el servicio telefónico y por el suministro de energía eléctrica, según Valdés, quien se basa en un informe financiero que la Policía rindió hace unos días a la Asamblea Legislativa.

"Pero es más delicado aún, que en un país como el nuestro, con altos índices delincuenciales, el gobierno no preste la debida atención a la seguridad pública", dijo Valdés.

Al ser consultado, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, aseguró que se hacen todos los esfuerzos porque la Policía pueda cumplir con sus deudas, aunque dijo desconocer la cantidad de dinero que se les debe a sus proveedores.

"Sé que hacen grandes esfuerzos por cumplir con las deudas que tenemos en la medida que nos está llegando las partidas presupuestarias que tiene que ver con eso", dijo Munguía Payés.

Se gestionó ante la Unidad de Comunicaciones de la Policía la información sobre el endeudamiento de la corporación policial y hasta el cierre de esta nota no se había recibido ninguna respuesta.

La millonaria deuda que tiene la Policía forma parte de los más de $100 millones que el gobierno les debe a los proveedores de bienes y servicios de acuerdo a las denuncias de las gremiales empresariales, "lo que perjudica en todo sentido el ritmo económico nacional", señala Valdés.

La problemática se agrava, según el diputado arenero, porque se le añade el retraso del pago de los salarios y el bono alimenticio que reciben mensualmente los más de 20 mil policías que tienen que velar por la seguridad de los salvadoreños y algunas veces en condiciones inadecuadas.

Munguía Payés, aseguró a principios de este año que los fondos para el bono alimenticio —que alcanza $2.3 millones para favorecer a 21 mil policías— ya estaban "reservados" por el Ministerio de Hacienda.

En su oportunidad, Munguía Payés explicó que para este año, el dinero del bono alimenticio se le sumaría al pago del salario mensual para que no hubiese retraso en el cobro de ese beneficio.

Denuncian recorte de combustible

Policías destacados en distintas delegaciones se quejaron además de la reducción de la dotación de combustible para los carros patrullas.

Los denunciantes aseguraron que por cada turno de ocho horas solo les entregan un vale por 5.71 dólares, cuando antes podían ir a llenar el tanque de los vehículos.

Agregaron que la unidad policial más afectada ha sido el Sistema de Emergencias 911, por lo en la mayoría del tiempo del turno lo que hacen es estacionarse en determinado lugar y esperar que les llamen para atender cualquier emergencia por "el poco combustible que dan". Otros agentes de la referida unidad desmintieron esa situación y aseguraron que les suministran la cantidad de combustible necesario para no dejar de patrullar.

En marzo pasado, El Diario de Hoy reveló que la Policía había recortado el suministro semanal de combustible en la delegación de Policía de La Unión. En esa oportunidad, el subdirector de Finanzas y Administración de la Policía, Jaime Granados, desmintió que se haya recortado el abastecimiento de gasolina a las patrullas policiales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.