Nelson Rauda:

"A raíz de publicación se inició una investigación"

Director de Centros Penales dijo que buscarán los celulares y a los responsables

El director de Centros Penales, Nelson Rauda, se mostró sorprendido con la publicación de El Diario de Hoy, en la que se denuncia que los pandilleros han creado páginas en Facebook, desde las que lanzan mensajes amenazantes a la población salvadoreña y a sus rivales.

Las maras suben y actualizan sus páginas web desde modernos teléfonos celulares, considerados por ley como objetos prohibidos.

"Yo me enfoco a partir de las obligaciones de lo que tengo y debo hacer. A partir de lo que ustedes publican (EDH) hemos comenzado las investigaciones y verificaremos las actividades que se mencionan", dijo Rauda.

Afirmó que se ubicará a los custodios que han colaborado en estos ilícitos.

Además pedirán a la Policía que encuentre a los pandilleros que se identifican en el reportaje y se les aplicará la ley.

"Vamos a dar a la Policía toda la posibilidad para que haga su trabajo y vamos a buscar esos aparatos para entregárselos" para que sirvan de prueba.

Negó que estos hechos vengan a desafiar los compromisos que las maras han asumido con los mediadores de la tregua. "El problema de los teléfonos celulares no es solo de los penales de El Salvador, ni tampoco es algo nuevo, pero aún así nosotros seguimos la lucha", expresó el director.

Rauda dijo que constantemente realizan requisas en los penales y decomisan decenas de celulares, chip, cargadores y otros accesorios.

Para contrarrestar aún más estos hechos, "vamos ampliar el bloqueo de celulares en los centros penales", a partir de convenios con empresas norteamericanas y colombianas.

El director lamentó que siempre que intentan aumentar el bloqueo de los celulares, las telefónicas colocan nuevas antenas en los penales o aumentan la capacidad de recepción.

"Este es otro problema complicado por resolver", reiteró.

En cuanto a una posible traición de las pandillas a los compromisos pactados en la tregua, el director de Centros Penales contestó que no se atrevía a considerarlo de esa manera.

"En los penales se juega con la doble moral porque los mismos que sirven de fuentes para estas informaciones, están cobrando por introducir teléfonos o chip a los presidios", justificó.

Dijo que la ubicación de los penales en el país, los pone en total desventaja para contrarrestar este flagelo. "Mariona es bien vulnerable para introducir objetos, sino vaya y haga el intento de lanzar un mago hacia el interior", afirmó.

Rauda explicó que amigos y parientes de los reclusos se las ingenian para introducir estos teléfonos en refrigeradoras, freezer, etc.

Agregó que un penal con más de 2,000 personas es difícil de mantener el control.

Esta dificultad se agudiza por la ínfima presencia militar en los últimos meses en Mariona. Lo mismo acontece en el penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, La Paz.

Sin embargo, Rauda negó que hayan ordenado el retiro del personal militar de los contornos de los penales. "Vamos a pedirle al ministro de Defensa que inspeccione la presencia militar en los penales y si hace falta, le pediremos que los restituya".

"El tema del retiro de los militares de las prisiones nunca ha sido una petición o un acuerdo con el ministro de la Defensa", puntualizó.

Carlos Ponce, experto en temas de seguridad, manifestó que el uso de teléfonos inteligentes, fiestas con discomóvil, TV plasma, acceso a comida rápida y el poder demostrado para el movimiento masivo de custodios recientemente en un penal (propiciado por quejas de cabecillas pandilleros) indica que las estructuras criminales son las que mandan dentro del sistema carcelario del país.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.