Fiscal : "tregua de pandillas es falsa e hipócrita"

Señala que "negociar" con criminales es peligroso porque aumentan sus demandas

Un pandillero firma el pacto de no agresión entre ellos. El fiscal Martínez arremetió contra la tregua porque según él, la gente trabajadora sigue siendo asesinada. Foto EDH / Archivo.

El Fiscal General, Luis Martínez, volvió ayer a lanzar fuertes críticas contra la tregua entre los pandilleros, a los que calificó de "criminales de carrera y holgazanes" que siguen causando dolor, luto y dejando en la bancarrota a la familia salvadoreña.

Al presidir la inauguración de un curso sobre legislación para confiscar los bienes a los delincuentes, Martínez lamentó que la violencia generada por las pandillas ha tenido un repunte en los primeros días de mayo.

"En aproximadamente 72 horas, nuestro país ha vivido una racha dolorosa de crímenes, familias enteras, adolescentes, estudiantes, ancianos, mujeres y hombres han sido asesinados, en su mayoría por pandillas", dijo Martínez al pronunciar su discurso.

Las estadísticas de la Policía detallan que 59 personas han sido asesinadas en los primeros siete días de mayo, lo que refleja que hubo 24 muertes más que en el mismo período del año pasado.

El informe policial detalla que el domingo pasado hubo 12 homicidios, el lunes se registraron nueve y el martes se produjeron 11 muertes violentas.

Martínez sostuvo que "esa falsa tregua realmente no ha existido porque todos los días vemos reflejado que sigue habiendo víctimas en nuestro país y son víctimas del pueblo salvadoreño, de gente trabajadora, de gente luchadora, no de estos holgazanes pandilleros que solo se dedican a robar, extorsionar, y asesinar".

Reafirmó que él continuará con su empeño de combatir el crimen, sin importarle que siga la tregua pandilleril a la que calificó de "hipócrita", porque, según Martínez, "la violencia social la genera el accionar delincuencial violento, inmisericorde, inhumano, destructivo, que sólo ha lleva dolor, luto y bancarrota a la familia de El Salvador y eso lo están provocando las pandillas".

Sostuvo que mantener una actitud pasiva y protectora hacia los delincuentes solo lleva a "perder la dignidad, la seguridad y la tranquilidad" y agregó que "El Salvador no puede ni debe ser sometido por los criminales de carrera, holgazanes y el crimen organizado".

Fue contundente al manifestar que él nunca estará de acuerdo con "negociaciones que no sirvan para construir una democracia imperecedera y sólida, llena de principios".

Agregó que "empresarios, políticos, ciudadanos todos, nunca debemos olvidar que el crimen, en cualquiera de sus formas, es mutante y luego aumenta sus condiciones y demandas".

Como respuesta a las críticas del fiscal Martínez, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, aseguró que el repunte de homicidios se debe a la intolerancia que tienen algunas personas hacia los homosexuales y prostitutas.

Agregó que en aquellos municipios que ahora son más tranquilos porque las pandillas han dejado de delinquir, mucha gente se queda más tiempo emborrachándose y "hemos tenido muertos por problemas, discusiones entre personas que están ingiriendo bebidas alcohólicas".

Munguía Payés dijo que respeta la postura de Martínez, pero que el fiscal ve la tregua de las pandillas desde una visión absoluta, pero para "nosotros es un proceso porque la violencia de las pandillas ha disminuido en lo que va del año y nos ayudado a bajar de 14 a 5 homicidios por día". Aseguró que han aumentado los casos de violencia social.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.