Asesinan a una familia en Zacatecoluca

Una racha de asesinatos fue cometida en las últimas 72 horas: 30 homicidios, según la PNC

Cuádruple asesinato en Zacatecoluca

Cuatro personas fueron asesinadas en Hacienda Siete Joyas, límite entre Tecoluca y Zacatecoluca, departamento de La Paz. Las víctimas son integrantes de una misma familia, tres hombres y una mujer.

Ver en Media Center >

Durante la guerra, la hacienda Siete Joyas, situada entre el límite de los municipios de Tecoluca y Zacatecoluca, era muy respetada por los delincuentes. Era protegida por soldados y guardias. Pero ese respeto quedó en la historia. Ayer fueron asesinados cuatro integrantes de una misma familia, en la zona conocida como "Los Soldados".

El cuádruple asesinato se sumó a la racha de homicidios que tuvo lugar en las últimas 72 horas. Las autoridades sumaron no menos de 30 homicidios entre el sábado y ayer lunes (ver nota aparte).

Aunque las jefaturas policiales confirmaron los cuatro asesinatos, en la escena violenta, los agentes solo habían encontrado solo un cuerpo y afirmaron estar buscando los otros tres, que presuntamente están enterrados en el área.

Los pobladores aseguran que en el lugar ya no hay tranquilidad desde hace ya varios años. Tienen la certeza de que el múltiple crimen fue cometido por mareros de cantones aledaños . No lo dudan, ya que nadie ajeno puede recorrer más de 10 kilómetros entre montañas, cerros y caminos tortuosos para cometer un hecho tan repudiable, según explicaron.

Todos los vecinos se conocen y saben quiénes son los delincuentes, añadieron. Aseguraron que los pandilleros cometen extorsiones, violaciones, roban ganado y las pocas pertenencias de valor que tienen algunos vecinos.

La entrada del pueblo está marcada por un grafito de la pandilla 18.

Una amiga de la familia sospecha que los responsables de la masacre fueron cuatro sujetos apodados "Los Netos".

Dijo que son violentos y que amenazan con frecuencia a los pocos pobladores de la referida hacienda, situada en cantón El Copinol.

Otros pobladores prefieren no comentar nada. Saben que están desprotegidos y a merced de los asesinos, por lo retirado que viven del casco urbano. Al lugar no llega la Policía y para atender cualquier emergencia se demoran cerca de media hora en subir.

Algunos lugareños hasta hablaron de emigrar y dejar todas sus siembras tiradas por el miedo de morir como la familia Escobar Ventura.

La Policía tiene su propia investigación. Sospecha que un marero que opera en el centro del municipio de Zacatecoluca, apodado "El Chele Hit", tiene contacto con mareros del cantón Pineda, situado a pocos kilómetros de la zona de la masacre.

El Chele Hit anda huyendo de las autoridades por estar vinculado a varios delitos.

Un anciano entre las víctimas de la masacre

Familiares de las víctimas las identificaron como Ángel Cándido Escobar Aquino, de 96 años; su hijo José Neri Escobar Ventura, de 45, y su nieto Héctor Moisés Escobar, de 28 años.

Además identificaron a una señora de 42 años como Francisca Margarita Villalobos, quien era la compañera de vida de José Neri, según parientes de ella. La señora deja en la orfandad a una menor de edad que había concebido con otra hombre, dijeron los dolientes.

El anciano Ángel Cándido se dedicaba a la agricultura. Durante el día trabajaba una manzana de tierra que la obtuvo hace muchos años. Descansaba en una vieja hamaca y durante la noche dormía en la casa de sus parientes que también fueron asesinados.

Entre los más sufridos de toda la familia Escobar Ventura se encuentra Orbelina: perdió a su padre, hermano e hijo.

Según las investigaciones preliminares, los parientes de las víctimas no tuvieron comunicación desde el sábado.

Autoridades suman 30 asesinatos en 72 horas

Entre el sábado y el domingo pasado hubo 18 asesinatos, lo que se convirtió en el fin de semana más violento de este año, según las autoridades policiales. El informe de la Policía detalla que en el transcurso del sábado se produjeron seis homicidios; mientras que al día siguiente hubo 12 muertes violentas. Solo ayer hubo 12, para sumar un total de 30, en menos de 72 horas.

El subdirector de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, aseguró que la mayoría de los asesinatos cometidos el fin de semana se derivaron de la ingesta de bebidas alcohólicas.

Sostuvo que en el caso del extranjero (hindú) asesinado en la colonia Miramonte, hay indicios de que la víctima departía con algunos conocidos, con quienes aparentemente habría discutido por razones ignoradas y luego lo asesinaron. Según el subdirector, otro caso similar ocurrió en la plaza Zurita, donde mataron a un hombre el fin de semana.

El funcionario reveló que en los primeros cinco días de mayo la Policía registra 39 homicidios, es decir, ocho personas asesinadas cada día del quinto mes de este año. Durante 2012, las estadísticas dan cuenta de 14 muertes violentas menos respecto a los primeros cinco días de mayo de 2013.

Ramírez Landaverde agregó que los registros de la Policía detallan que 734 personas fueron asesinadas entre el uno de enero y el 5 de mayo pasado. Aseguró, sin embargo, que hay una disminución del 50 por ciento con respecto a 2012.