Mujer asesinada deja a cinco niños en la orfandad

Su cadáver fue hallado el domingo en la colonia Dolores. Se ganaba la vida como vendedora informal.

Sandra de Bernal fue sepultada ayer. Foto EDH / Marvin Recinos

Sandra Patricia Martínez de Bernal, de 35 años, la mujer cuyo cadáver fue localizado el domingo anterior en la calle Madrid, de la colonia Dolores.

La señora, quien era madre de cinco niños, se ganaba la vida como vendedora informal en el centro de San Salvador y residía Valle Verde, en Apopa.

Decenas de comerciantes compañeros de Martínez y sus parientes le dieron sepultura ayer. A la ceremonia llegó su esposo, custodiado por empleados de Centros Penales, a quien se le permitió acompañar a sus hijos en el entierro. La familia no especificó el delito por el cual el viudo se encuentra preso.

Sobre el asesinato de la víctima, las autoridades han guardado silencio. Lo poco que se sabe es que desapareció el sábado al mediodía y la mañana siguiente su cuerpo fue encontrado por un pepenador en un basurero. El cadáver estaba atado de pies y manos y tenía señales de estrangulamiento.

En otro hecho, un panadero fue asesinado ayer a las 5:30 de la mañana, en el cantón La Cuchilla, de Santiago Texacuangos.

Francisco Elí Pérez, de 30 años, se dirigía a repartir pan francés cuando unos pandilleros le salieron al paso y le dispararon en el rostro.

Conocidos de Pérez dijeron que unos mareros lo habían amenazado por no ser afín a las maras. El señor deja huérfano a un niño de siete años.