Reorientarán $33 millones para pandillas

Recortarán dinero de los programas sociales

Prevención del crimen y violencia

El titular de Justicia, David Munguía Payés, dijo que el Gobierno reorientará $33 millones para implementar programas para rehabilitar a pandilleros, prevención de violencia, y más.

Ver en Media Center >

El Gobierno Central destinará 33 millones de dólares para financiar diferentes proyectos de desarrollo social y laboral en favor de pandilleros en proceso de rehabilitación y reinserción social, anunció ayer el ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés.

El dinero será destinado exclusivamente a los municipios declarados "territorios de paz", explicó, luego de que fuera cuestionado por los alcaldes de estos municipios sobre la ausencia de las promesas monetarias que los llevaron a firmar pactos de paz con los delincuentes.

De un total de 18 municipios que contempla el plan, seis ya fueron declarados "zonas libres de violencia": Ilopango, Santa Tecla, Quezaltepeque, Sonsonate, Apopa y el Puerto de La Libertad.

"En un par de semanas van a comenzar los proyectos tanto socioproductivos, de salud, y educación en los diferentes municipios", afirmó Munguía Payés, luego de participar en Nejapa del acto en el que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) lanzó el programa "Prevención del crimen y la violencia". (Ver nota aparte).

Además afirmó que el presidente Mauricio Funes ya ordenó el desvío de los 33 millones de dólares desde los programas sociales del Gobierno.

Los fondos serán girados en favor de los 18 municipios que inicialmente se anotaron para participar en el plan "Libres de violencia".

El Diario de Hoy publicó este lunes un amplio reportaje en el que algunos alcaldes de dichos municipios se quejaban de que el Gobierno central todavía no les había girado los fondos ofrecidos.

En la misma publicación, los ediles denunciaron ciertos roces entre ellos y las unidades policiales a la hora de capturar a un pandillero insertado en un proyecto de ocupación laboral; situación que, según ellos, ha llegado hasta los insultos de parte de algunos agentes y oficiales policiales hacia un edil.

El ministro dijo que este clima es normal en estos procesos. "Eso sucede en todo el mundo , hemos regresado de los Estados Unidos y vimos que el enfoque de los policías es capturar y el enfoque de los que trabajan en prevención es tratar de reinsertarlos".

Agregó que en ese ir y venir hay roces: "A mí, como ministro de Justicia y Seguridad, me toca coordinar esos roces".

"Estoy tratando de usar la racionalidad, de tal manera de no interferir en la persecución del crimen y tampoco afectar los planes de rehabilitación y reinserción", expresó el funcionario.

Aunque la afiliación a las maras, aún dentro de los programas de reinserción, está provocando este tipo de conflictos entre alcaldes y policías, Munguía Payés no les ha pedido a estos sujetos su renuncia a las maras.

"Se les está pidiendo que dejen las actividades criminales, se les está tendiendo un puente, proporcionando posibilidades de reinserción de trabajo y el que no quiera hacer eso seguirá siendo perseguido".

En cuanto a las declaraciones del fiscal general Luis Martínez, en las que tildó de "hipócrita" la tregua, alegando que aun siguen extorsionando, el ministro calificó de "parciales" dichas declaraciones: "No es cierto que las extorsiones hayan aumentado, a pura labor policial hemos bajado las extorsiones entre 15 y 17 por ciento", dijo. Sin embargo, no negó que los pandilleros siguen extorsionando desde las cárceles.

El ministro y mediadores se reunieron en horas de la mañana con el fiscal Martínez.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.