resumen noticias

Arzobispo advierte "agenda oculta" tras petición de aborto

Confía en que magistrados valorarán el primer artículo de la Constitución

Jaime López Edmee Velásquez nacional@eldiariodehoy.com Domingo, 21 de Abril de 2013
Notas Relacionadas

El arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, advirtió ayer que existe una "agenda oculta" que busca promover y legalizar el aborto en el país a partir del caso de Beatriz.

Las declaraciones del prelado llegaron tras la misa dominical y a raíz del caso de la joven de 22 años cuyos abogados solicitaron un amparo a la Sala de lo Constitucional de la Corte para practicarle un aborto porque, según argumentaron, ella corre peligro pues padece de lupus y el bebé nacería sin cerebro.

El Arzobispo manifestó que habría que preguntarse quién de los dos tiene más peligro de morir, si los dos tienen el mismo derecho a la vida; y, en todo caso, habría que buscar salvar la vida de ambos.

La madre tiene problemas de salud, pero "gracias a Dios no está en una situación de cuidados intensivos, gravísima de muerte", reflexionó Escobar Alas.

Además, apuntó el prelado, la señora está en un tratamiento ambulatorio, no hospitalizada.

El arzobispo manifestó que hay todo un movimiento, un esfuerzo por interrumpir el ciclo vital de este nuevo ser.

"Entiendo que si se le da la adecuada atención a la madre, pueden llegar al momento en que se le puede inducir el parto en forma natural", explicó.

"Aborto es un riesgo"

Las autoridades de Salud Pública han informado que el aborto terapéutico sería beneficioso para la madre, porque de no practicársele moriría de forma inminente.

"Yo no lo creo así, porque un aborto es traumatizante e incluso un riesgo, y más si ella tiene dificultades con el lupus y no si sé también de insuficiencia renal", dijo monseñor Escobar.

"No sé qué intenciones hay por debajo, pero preocupa porque pareciera que hay una agenda que se quiere llevar adelante para legalizar el aborto y esta es la puerta", señaló Escobar Alas.

El prelado fundamentó su afirmación recordando porque lo mismo ha pasado en otros países, que han buscado casos emblemáticos para llegar a ese mecanismo. "Es un estratagema bastante gastado que se usa para conseguir legalizar el aborto", argumentó.

Ante esto, el Arzobispo dijo que la Iglesia Católica y la Evangélica están unidas para rechazar el aborto.

Escobar Alas sentenció que no cree que consigan fácilmente lo que se proponen estos grupos. "Hay un movimiento grande en favor del aborto a nivel mundial. Son significativas las declaraciones del doctor Bernard Nathanson, que en otro tiempo estuvo en favor de esta práctica y la realizó por décadas, pero ahora está en defensa de la vida", dijo.

El líder religioso afirmó además que el verdadero interés del aborto no es la salud de la madre, sino el dinero, porque las empresas abortistas son millonarias y sus intereses económicos son "muy grandes".

Reprocha a DD.HH.

El prelado dijo que le extraña mucho por qué las personas que más dicen luchar por los derechos humanos están a favor del aborto: "No me cabe en la cabeza, si el principal derecho humano es la vida desde su concepción", reprochó.

El arzobispo capitalino añadió que tiene la esperanza de que la sociedad misma va a repudiar el aborto.

"Yo creo que a las próximas generaciones, más avanzadas que nosotros, les será difícil entender cómo las generaciones pasadas mataban a sus hijos; es terrible, inhumano, es contra la naturaleza y contra todo principio".

Por otra parte, dijo que , con todo respeto, hace un llamado a todos los que promueven este tipo de medidas a que no lo hagan, porque no es justo; les instó a que tomen conciencia por puro principio de humanidad de que hay que defender la vida que es el principal derecho humano.

Además, pidió a los médicos brindarle un estricto cuidado a la madre y que respeten el derecho a la vida del niño en gestación.

"Que si va vivir poco o bastante, seamos respetuosos a la vida de la otra persona. Como sacerdote, siempre vamos a defender la vida", reiteró.

Las Sala de lo Constitucional de la Corte ha admitido una petición de amparo de Beatriz y ha ordenado a las autoridades de Salud brindarle todos los cuidados necesarios a Beatriz resuelve en definitiva.

El Arzobispo espera que el máximo tribunal del país tome en cuenta el primer artículo de la Constitución de la República, que reconoce a una persona desde el momento de su concepción.

Los apoderados de la madre en riesgo demandaron al director del hospital nacional de Maternidad, al jefe de la Unidad Jurídica y al jefe de Servicio de Perinatología.

Los abogados exponen a los magistrados que "el derecho a la vida de la madre se encuentra en riesgo debido a que adolece de una serie de enfermedades graves que han complicado su embarazo y se ha considerado su estado como de alta probabilidad de muerte materna si este no se interrumpe, por lo que debe ser intervenida inmediatamente".

"Hablando con un especialista en leyes, me dijo que no por gusto ocupa este artículo el primer lugar en la Constitución del país", explicó Escobar Alas.

Monseñor Escobar dijo estar de acuerdo con preservar la salud de esta señora y, a su entender, su familia no está deseosa de que se le quite la vida al nuevo ser concebido.

Los que proponen el aborto de Beatriz, además, lo justifican en que el niño presenta acefalía (no tiene cerebro).

"He pensado que las dos personas tienen derecho y las dos tienen peligro. Para mí quien tiene más peligro es el niño que está en gestación", dijo.

El prelado aclaró que en este caso no se trata de definir a quién salvarle la vida, porque una persona que recibe atención ambulatoria no está en peligro de muerte. Distinto sería que estuviera en cuidados intensivos y en monitoreo constante, agregó.

"Pero si fuera que los dos están en peligro, el médico no va a matar a uno y salvar a otro. El médico defiende la vida, no es un asesino", abonó.

Los abogados han dicho en el caso de Beatriz que el riesgo se corre el día del parto. En ese sentido, el prelado se mostró a favor de enfrentar la situación: "Pues vamos al día del parto. Nadie sabe el futuro, pero suponiendo que se diera, el médico salvará a uno".

"Salvó a la madre y el niño murió, esa es otra cosa. El médico, enfermera o asistente no está obligado a salvarle la vida a todas las personas cuando no está en su capacidad. Está obligado a no quitarle la vida a una persona, a no levantar el bisturí, a no meterle el bisturí a una persona viva o interrumpirle el ciclo vida", afirmó.

Las autoridades de Salud solo esperan el fallo de la Sala para aplicar o desechar el aborto.