Asesinan a comerciante de mercado San Miguelito

Sujetos a bordo de un vehículo gris mataron a un vendedor de flores ayer a las 7:30 de la noche.

El comerciante César Obdulio Guzmán Membreño fue asesinado por varios sujetos en un auto. Foto EDH

Un comerciante de flores del mercado San Miguelito, en San Salvador, fue asesinado de varios disparos anoche.

La víctima fue identificada por familiares como César Obdulio Guzmán Membreño, de 38 años.

Según parientes y vecinos, cinco sujetos, entre ellos una mujer, a bordo de un vehículo gris se acercaron a Guzmán Membreño y le dispararon entre cinco y ocho balazos.

Vecinos asustados por la balacera dijeron que el asesino descargó su arma en la humanidad de Guzmán.

Luego del ataque, los individuos escaparon por la avenida España, rumbo al centro de San Salvador, indicaron testigos.

Guzmán Membreño no murió al instante sino en momento que era llevado al hospital Rosales. El comerciante tenía lesiones a la altura del corazón, tórax, rostro y abdomen que le comprometieron la vida en minutos.

Amigos y vecinos de la víctima lloraban y expresaban que no podían creer lo que había pasado.

Varias mujeres con bebés en brazos lloraban y lamentaban lo sucedido.

Algunos de los parientes se aferraban a que Guzmán Membreño no había muerto, pero otros mostraban fotos en sus teléfonos celulares que los restos de la víctima ya estaban en Medicina Legal.

Un militar que patrullaba el área dijo que estuvieron a punto de detener a los malhechores, pues alcanzaron a llegar a unos cien metros cuando dispararon los últimos proyectiles y escaparon.

Los hechos se registraron en la avenida España, en la esquina norponiente del mercado de San Miguelito.

Al parecer, la víctima y otros comerciantes preparaban sus arreglos florales en la zona cuando fueron interceptados.

El lugar de los hechos no había luz desde hace tiempo, dijeron algunos dolientes.

Versiones preliminares de las autoridades establecen que este hecho puede tener como móvil las extorsiones, rencillas personales entre otros.

Un subinspector al mando de la custodia de la escena no quiso ofrecer información a los periodistas sobre el homicidio.

"Me imagino que ustedes ya saben, tenemos órdenes estrictas de las altas autoridades de no brindar información en los escenarios de violencia", afirmó el oficial.