resumen noticias

Recuperan a niños estadounidenses

La madre de los infantes falleció de cáncer en julio del año pasado

Cristian Díaz sucesos@eldiariodehoy.com Martes, 9 de Abril de 2013

SANTA ANA. Dos niños fueron recuperados ayer por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), haciendo efectiva una orden de localización y entrega emitida por el Juzgado Especializado de Niñez y Adolescencia desde el 11 de septiembre de 2012.

El pedido fue formulado por Leonardo Cepero, padre de los infantes, de origen cubano y residente en Estados Unidos.

Stephanie, de tres años, y Samuel, de cuatro, permanecían en El Salvador desde hacía tres años cuando viajaron con su madre, Roxana Sandoval, y la autorización del progenitor.

La madre, de nacionalidad salvadoreña, falleció en julio del año pasado tras haber padecido de cáncer durante los últimos seis años.

Desde entonces, su padre comenzó un litigio por recuperar a los pequeños, quienes residían con su abuela materna en una vivienda ubicada en la 23a Calle Poniente, entre 6a y 8a Avenidas Sur, del barrio Nuevo, en Santa Ana.

La historia

Según el abogado de la familia materna, Fernando Meneses, el deseo de la madre de los infantes al morir fue que ambos se quedaran en custodia con la abuela, Amelia Sandoval, aduciendo que el padre de los niños nunca veló por el bienestar de ambos.

Fue así como luego de la muerte de la mamá de los niños, la familia materna interpuso en el Juzgado Segundo de Familia de Santa Ana un trámite de pérdida de autoridad en contra del papá de los pequeños.

El 10 de julio de 2012, el referido Juzgado le dio el cuidado de los niños a la abuela. Sin embargo, pidió que los niños fueran asentados en el país.

Posterior a ello, el 13 de agosto, la misma instancia judicial ratificó esta resolución.

Pese a esto, la orden de localización y traslado fue emitida un mes después por el Juzgado Especializado de la Niñez y la Adolescencia y ejecutada ayer por la tarde.

Durante el procedimiento, la abuela de los infantes intentó esconderlos en una casa vecina para evitar que la orden judicial se hiciera efectiva.

Pese a ello, la Policía consiguió una nueva orden para ingresar a la otra vivienda, donde la señora también les negó el acceso. Por esta razón, los oficiales utilizaron la fuerza para ingresar.

La Policía capturó a la abuela de los niños por el delito de privación de libertad. Pero antes de ser trasladada a la Policía fue llevada a un centro asistencial, pues tras el forcejeo con los agentes policiales sufrió un desmayo.

Según la versión de otros familiares de la familia materna, el padre de los niños está queriendo recuperar a los menores porque el Gobierno de los Estados Unidos le estaría pasando una pensión mensual de cuatro mil dólares por cada uno de ellos.