Recapturas para un abogado y una enfermera

El abogado y la enfermera cuando eran presentados en noviembre pasado en la Policía de Soyapango. Foto EDH / Archivo

La Cámara Antimafia de San Salvador ordenó la recaptura de un abogado, una enfermera y dos supuestos pandilleros, quienes son procesados por haber intentado asesinar a un testigo protegido que ha colaborado en el esclarecimiento de varios homicidios.

El fallo señala que el abogado José David Pineda Barillas, la enfermera Brenda Nataly Martínez Avilés, y los supuestos pandilleros Claudia Carolina Palacios Quezada y Luis Alfredo González Ramírez deben ser recapturados y puestos a disposición del mismo tribunal que les había concedido la libertad con el propósito de garantizar su presencia en la audiencia preliminar.

Los procesados fueron beneficiados por un juzgado antimafia con la libertad a finales del año pasado, pero tenían que haber pagado una fianza económica y cumplir con una serie de medidas sustitutivas.

"Con esta resolución, la Cámara revoca la resolución del Juzgado y ordena que los imputados liberados deben permanecer bajo la medida cautelar de detención provisional mientras concluyen las etapas del proceso", dijo un fiscal del caso.

En la petición de nulidad que presentó la Fiscalía General de libertad condicional otorgada a los acusados se señala que el testigo protegido a quien identifican como "Roma" asegura que los detenidos son las personas que junto a varios pandilleros de la mara 18 lo tuvieron secuestrado durante tres semanas y luego lo atacaron a machetazos con la intención de asesinarlo.

Sin embargo, el testigo sobrevivió al ataque y fue auxiliado por personas particulares, quienes lo llevaron a un centro hospitalario.

El testigo relató a la Fiscalía que posteriormente trataron de envenenarlo cuando se recuperaba en el centro hospitalario y también sobrevivió.

Aparentemente la enfermera Martínez Avilés habría participado en este intento de envenenarlo cuando era atendido en el hospital, según fuentes fiscales.

También la Cámara anuló el fallo del juzgado antimafia que exonera a los acusados de privación de libertad y ordena que también deben ser procesados por ese delito.

A la enfermera y a los otros dos supuestos pandilleros los arrestaron la madrugada del 16 de noviembre del año pasado en el marco de operativo en distintas zonas de Tonacatepeque, Apopa y Soyapango.

La detención del abogado Pineda Barillas se realizó un día después, es decir, cuando llegó a un juzgado para hacerse cargo de la defensa de los tres detenidos.

Fuentes fiscales aseguraron que el testigo que intentaron asesinar ha colaborado en el esclarecimiento de una serie de homicidios que pandilleros de la mara 18 cometieron en la colonia Cimas de San Bartolo y otros sectores de Soyapango y en Ilopango.

Fuentes de la Policía dijeron que hasta ayer tarde aún no habían sido capturados.