resumen noticias

Envían a prisión a acusado de ataque a turistas

El imputado es amigo de un jefe militar arrestado por sustraer arma que supuestamente usaron en atentado

Jorge Beltrán Luna sucesos@eldiariodehoy.com Martes, 9 de Abril de 2013

José Elías Canesa Deleón, principal sospechoso de ser autor intelectual del ataque contra su esposa y una amiga, fue enviado a prisión preventiva ayer luego de la audiencia inicial en el Juzgado de Paz de Olocuilta.

Canesa deberá responder por intento de homicidio agravado en su esposa, Suyapa del Carmen Canales Villatoro, de 36 años, salvadoreña con ciudadanía estadounidense, y por homicidio agravado en contra de Ana Cristina Ramos, de 54, de origen colombiano, pero ciudadana estadounidense.

Ambas fueron acribilladas a tiros el 1 de abril en una zona rural de Olocuilta. Ramos murió de inmediato; Canales Villatoro sobrevivió.

La semana anterior, la Fiscalía indicó que Canesa Deleón confesó haber ordenado el crimen contra su esposa y Ramos.

Por ese crimen, las autoridades solo han capturado a Canesa Deleón y le han dado beneficios de testigo protegido al hombre que conducía la camioneta en que viajaban las víctimas.

Elías, amigo del coronel

Ayer parientes de la sobreviviente afirmaron que Canesa Deleón es amigo de un militar que ha sido arrestado por supuestamente intentar sustraer de una casa una pistola que las autoridades buscaban porque tenían sospechas de que fue usada en el ataque a las dos mujeres.

El delito que se le atribuye es fraude procesal.

El domingo anterior, El Diario de Hoy publicó una investigación en la que se revelaba una similitud entre el ataque a Ramos y a Canales Villatoro y el hecho criminal en el que fue asesinada Candelaria Morataya de Corvera, una salvadoreña que tenía 30 años de residir en Brisbane, Australia.

Además de la similitud, ambos casos tenían algo más en común: el coronel mencionado también aparecía en una fotografía en la que Morataya de Corvera estaba junto a su marido, departiendo en una instalación militar de recreación. Suyapa fue invitada a comer a ese mismo lugar, donde el oficial la conoció.

Familiares de Suyapa, de quien dijeron que se encuentra en franca recuperación tras recibir un disparo en la cabeza, afirmaron a este periódico que meses antes de que ella sufriera el atentado les comentó que había conocido a dicho militar.

Aunque no recuerdan la fecha exacta, aproximadamente en noviembre o diciembre anterior, Suyapa les comentó que José Elías tenía un amigo en El Salvador que era coronel y que habían salido a almorzar con él. En esa ocasión Suyapa fue presentada al oficial.

De acuerdo con las fuentes, el coronel llevó a Suyapa y a José Elías al mismo lugar donde aparece departiendo con Morataya de Corvera, el esposo de ésta, un hermano del oficial y otra persona más cuya identidad no se ha podido establecer.

Según familiares, esas coincidencias deberían ser investigadas por las autoridades salvadoreñas, pues sospechan que José Elías y el militar hayan convenido esa reunión como parte de la conspiración para asesinar a Suyapa, plan que los familiares creen que Canesa venía fraguando desde el año anterior.

Asesinada por venganza

Las fuentes aseguran que José Elías creía firmemente que Ana Cristina Ramos era la que acrecentaba la discordia entre él y su mujer, Suyapa, pues ambas sostenían una estrecha amistad.

Los parientes de Suyapa afirman que fue el imputado quien propició el viaje de Ramos a El Salvador. Él le regaló los pasajes de avión.

Para ellos, el plan consistía en eliminar en un solo acto a ambas víctimas. Para ello también habría planificado que las dos regresaran en días diferentes a Nueva York, donde vivían.

Los familiares creen que José Elías dispuso que Ramos viajara el lunes de madrugada, en tanto que Suyapa lo haría al siguiente día. Con ello conseguiría que los hijos de él con Suyapa no fueran al aeropuerto cuando su mujer fuera a dejar a Ramos.

De acuerdo con las fuentes, José Elías mantuvo comunicación con el motorista de la camioneta desde aproximadamente las 3:00 de la madrugada del lunes, según prueba documental anexada al proceso y sobre la cual hablaron las autoridades antes de que se le decretara reserva al proceso judicial.

La madre de Suyapa, Inocencia Villatoro, llegó ayer al Juzgado de Paz de Olocuilta, acompañada de su esposo y uno de sus hijos, pero sólo a ella se le permitió entrar a la audiencia.

Antes de que ingresara al juzgado, Inocencia se refirió a los móviles que, según autoridades salvadoreñas, llevaron al ataque.

Inocencia dijo que entre José Elías (su yerno) y su hija ya no había relación marital propiamente dicha, pues ambos vivían en la misma casa para guardar las apariencias ante los cuatro hijos de la pareja.

La madre agregó que el hecho de que su hija presuntamente le hubiese sido infiel a José Elías no justificaba el crimen cometido. "Entonces, imagínense, si eso fuera justificable, ¿cuántos hombres fueran asesinados? ¿Cuántas veces lo hubiera matado ella a él?", reflexionó.

Inocencia dijo que no quería hacer señalamientos a nadie, pero que confiaba en que la justicia salvadoreña castigará a los responsables.

De Suyapa, la señora dijo que estaba en franca recuperación.

"Mamá, vámonos, vámonos", fueron las primeras palabras que, según Inocencia, logró balbucear desde aquel lunes cuando logró sobrevivir tras permanecer sangrando de la cabeza por aproximadamente ocho horas sin atención médica, pues no fue sino hasta que la llevaron al hospital Rosales que le brindaron asistencia, no por negligencia, sino porque sólo en ese centro había la capacidad para socorrerla.

Reserva total

Ayer se conoció que al proceso judicial en contra de Canesa Deleón le impusieron reserva total.

El juez se lo otorgó "para garantizar el buen desarrollo del proceso", según explicaron empleados judiciales.

La Fiscalía dijo que había pedido esa condición para no dañar la investigación.

Entre tanto, los defensores del imputado cuestionaron ese hecho: "Es absurdo que después de que han revelado detalles de la investigación, hoy vengan a ponerle reserva", opinó el abogado Miguel Flores Durel.