resumen noticias

Más de 27 policías capturados por diferentes delitos

La mayoría de los arrestados está acusada de tener vínculos con las pandillas criminales

David Marroquín sucesos@eldiariodehoy.com Miércoles, 27 de Marzo de 2013

Policías que colaboraban con las pandillas criminales, policías involucrados con bandas de robafurgones y del narcotráfico internacional, agentes que ayudaron a escapar a reos y otros que facilitaron el ingreso de delincuentes para que asesinaran a un preso en las celdas policiales, así como también agentes involucrados en un homicidio y trataron de borrar evidencias para evitar verse involucrados son algunos de los casos de oficiales de Policía detenidos por sus propios compañeros en los últimos cinco meses.

A pesar de los controles disciplinarios existentes dentro de la Policía, más de 27 policías han sido arrestados por estar acusados de participar en actividades delictivas o tener nexos con las pandillas criminales.

Sin revelar la cantidad de los malos elementos que han sido capturados este año, las autoridades de la Policía aseguran que el número del personal policial vinculado con algún hecho delictivo es similar al del año pasado.

Las mismas autoridades creen que si bien es cierto el crimen organizado siempre trata de infiltrar a la institución policial para corromper a sus agentes u oficiales, los casos que han sido descubiertos no son más que hechos aislados, pero que no deja de preocupar, lo que los ha movido a reforzar las medidas correctivas para mantener la disciplina.

El subdirector general de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, sostuvo que los hechos en los que se han visto involucrados los policías detenidos no hubiesen sido posibles de no haber sido por las investigaciones hechas por la Unidad de Asuntos Internos.

Ramírez Landaverde explicó que en algunos casos se ha descubierto que policías tienen vinculación con pandilleros porque se conocen desde cuando eran niños.

Se refirió al caso de un agente que es originario del caserío Chutía en Chiltiupán, La Libertad, y que estaba destacado en la delegación de Policía de Lourdes, Colón.

El jefe policial aseguró que este policía creció, fue compañero de estudios y vecino de varios pandilleros capturados a principios de marzo en Tamanique y Chiltiupán.

"Es una situación que no podemos permitir bajo ningún concepto de que miembros de la Policía colaboren de alguna manera con estructuras delincuenciales de cualquier naturaleza", dijo Ramírez Landaverde.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, sostuvo que la Policía es un blanco potencial del crimen organizado para reclutar personal, pero "estoy convencido de que la penetración del crimen organizado es marginal, y sobre todo si lo comparamos con otras policías, pero aquí es verdaderamente pequeña, tenemos una plantilla de casi 22 mil policías y hemos encontrado tres o cuatro casos aislados".

Agregó que existe un compromiso de las autoridades policiales de continuar con el plan cero tolerancia "porque no vamos a esconder la basura debajo de la alfombra".