resumen noticias

Salvadoreño más buscado por FBI, enviado a EE.UU.

Lo acusan de asesinar a un hombre de 69 años en Jefferson County y luego huir hacia El Salvador

Jorge Beltrán Luna nacional@eldiariodehoy.com Miércoles, 27 de Marzo de 2013

El salvadoreño Edwin Ernesto Rivera Gracias, de 28 años de edad, fugitivo de la justicia estadounidense por homicidio y quien un equipo de El Diario de Hoy localizó e intentó entrevistar, fue enviado ayer a Estados Unidos para que responda por los cargos que se le imputan, informó ayer la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, siglas en inglés).

Rivera Gracias es acusado en Estados Unidos por el asesinato en primer grado del estadounidense Richard Lemon, de 69 años, a quien supuestamente mató el 17 de agosto de 2011, en complicidad con otras dos personas, en Jefferson County, según datos publicados por el FBI, hace dos semanas.

De acuerdo con Joseph Deters, agregado jurídico del FBI en El Salvador, Rivera Gracias se entregó voluntariamente ayer en la mañana en su casa de habitación localizada en la colonia San Genaro, Pasaje 1, casa 738, Sonsonate, a donde llegaron varios agentes del FBI, la misma vivienda donde fue fotografiado por El Diario de Hoy el mismo día que el FBI hizo la difusión de búsqueda.

En Denver existe pena de muerte por asesinato

Horas después de la entrega voluntaria, como lo dice el FBI, a las 8:00 a.m. el salvadoreño fue puesto en un avión que el Gobierno de Estados Unidos envió exclusivamente para llevarse a Rivera Gracias hacia ese país donde será sometido a juicio.

De acuerdo con Deters, en Denver existe la pena de muerte para el delito de homicidio; sin embargo, dijo que prefería no especular con la suerte que correrá el salvadoreño, pues será una corte judicial la que decidirá sobre su culpabilidad o no y la sentencia que le imponga en caso de ser hallado culpable.

Por el asesinato de Richard Lemon, recién fueron condenados dos personas más, cómplices de Rivera Gracias.

Raúl Núñez Soto recibió una sentencia de 48 años de prisión, en tanto que Tina Moya, fue condenada a 36 años.

Como Rivera Gracias, ambos eran acusados de homicidio en primer grado; sin embargo, se les impuso la pena que corresponde al homicidio en segundo grado, debido a que ellos se entregaron voluntariamente a la justicia estadounidense.

Deters no especificó la nacionalidad de Núñez Soto ni de Moya. Ambos fueron sentenciados la semana anterior.

Con relación a la actitud de Rivera Gracias, Deters dijo que al momento de entregarse, él fugitivo les manifestó que estaba interesado en viajar a Estados Unidos para poder contar su versión sobre el cargo que le imputan.

Rivera Gracias fue recibido por agentes del FBI y de la policía, según explicó Deters en entrevista exclusiva con El Diario de Hoy cuya publicación, dijo, ayudó a agilizar la comparecencia del salvadoreño ante la justicia estadounidense.

El Diario de Hoy intentó escuchar su versión

El jueves 14 de marzo anterior, el FBI incluyó a Rivera Gracias en su "Top Ten", su lista de los 10 más buscados que es renovada cada año; en la misma han estado personajes como Osama bin Laden, Joaquín (El Chapo) Guzmán y otros figuras del mundo del terrorismo, narcotráfico y asesinos peligrosos.

La difusión de los datos y fotografía del salvadoreño fue inmediata en cadenas como CNN y otras, así como en medios locales.

Entre tales datos se decía que Rivera Gracias era miembro de la mara salvatrucha (MS-13), que se le debía considerar armado y peligroso, además de que se ofrecía una recompensa de 100 mil dólares a quien ayudara a su localización.

Ayer, el agente del FBI dijo que el reportaje de El Diario de Hoy había sido clave en la entrega de Rivera Gracias; aunque explicó que con anterioridad el FBI mantenía comunicación con el fugitivo pero que la publicación había dinamizado las cosas.

Sobre la alerta de búsqueda emitida y la inclusión en la lista de los 10 más buscados, el funcionario estadounidense indicó que suele hacerse para generar más actividad en cuanto a dar información.

Quién es Rivera Gracias?

El salvadoreño llevado ayer a Estados Unidos es acusado de matar a un hombre a puñaladas y luego abandonar su cuerpo en las montañas de Lookout donde fue descubierto por un ciclista quien alertó a la policía.

Rivera Gracias estaba de ilegal en Estados Unidos. De acuerdo al FBI, el móvil del asesinato fue porque la novia del salvadoreño le dijo a este que Lemon la acosaba al igual que lo hacía con su madre.

Rivera Gracias asaltó a Lemon cuando este se encontraba en un sofá; lo golpeó con los puños hasta dejarlo moribundo. Luego lo apuñaló múltiples veces en el pecho hasta que el cuchillo se le quebró, dejándole la hoja adentro.

Posteriormente puso el cuerpo en una camioneta y lo fue a abandonar.

Rivera Gracias estaba viviendo en Sonsonate desde el invierno anterior, a 200 metros de un puesto policial de la colonia San Genaro, al parecer, trabajaba en un hotel de playa en Sonsonate.

La familia de Rivera Gracias es originaria de San Vicente y uno de sus hermanos, Juan Carlos, fue procesado por el delito de asesinato, en el Tribunal de Sentencia de Sonsonate.